Follow by Email

martes, 16 de agosto de 2016

Relato: Sir Lancelot







Segundo escrito del universo de cuentos y relatos: Black World.

SIR LANCELOT

¿Dónde estoy? ¿Por qué me siento tan cansado? —Despierta, Lancelot— ¿esa voz? Es tan familiar. ¿Dónde la he oído antes?….. ¡Merlín!

Lanzarote del lago ha despertado. Se ve en un ataúd—Al fin despiertas, Lancelot—dice la anciana voz de Merlín— ¿Dónde estoy? —Pregunta Lancelot—Levántate y ve—le responden.

Lancelot se ha levantado. Oye ruidos extraños, son escandalosos y constantes.

-Merlín. ¿Dónde estoy? ¿Dónde está Arturo?
-Lo tienes en frente.

Lancelot mira exaltado. Ve una figura dorada frente a él, se dirige hacia la figura corriendo y se arrodilla—Mí Rey—dice—Levántate, Lancelot—le responden.

-Mi señor ¿Dónde estamos?
-Lo llaman rascacielos.

Sir Lancelot se acerca al borde del edificio donde se encuentra. Bajo el hay muchos autos pasando, se sorprende, se siente confundido.

-¿Qué son esos carruajes?
-Se llaman autos, y ese pequeño de ahí, es llamado moto. Estamos en el año 2016.
-¿Qué?
-Lancelot ¿aun quieres venganza?
-Por supuesto.
-Mihnea cel Rău aun vive.
-¡Eso es imposible! Si de verdad esto es el futuro lejano, no puede estar vivo.
-¿Cómo explicas tu existencia, Lancelot? Merlín te ha resucitado, excalibur me mantuvo con vida. Ávalon me ha dotado de esta armadura dorada.
-¿Qué está pasando?
-Bedivere, explícale.

Bedivere sale de la oscuridad con una sonrisa en su bello rostro.

-Cuanto tiempo, Lancelot.
-¿Qué sucede?
-Si deseas vengarte de Mihnea, este es el momento indicado. Esta hundido en su orgia y está debilitado pues ha creado mil vampiros mas con su sangre.
-Ese sujeto es un vampiro, un monstro.
-Y tú eres un guerrero, con un nuevo y gran poder.

Mihnea cel Rău penetra a una doncella, la muerde en el cuello, succiona su sangre, luego se corta su propio cuello y la hace beber. La vampiresa mil y uno ha nacido—sonríe, hermosa draculina, pues eres mi sirvienta y mi mujer—dice la melodiosa voz de Mihnea.

Sin Lancelot desciende del rascacielos montado en su caballo. A una gran velocidad ha llegado a la orgia de Mihnea cel Rău. Empuña su lanza y anuncia la muerte del vampiro hijo de Dracula. Mihnea se levanta, su joven y hermoso cuerpo reluce gracias a las luces que producen las esferas de luz gris. Sus ojos rojos se posan en la figura ploma de Lancelot.

-No esperaba volver a verte, viejo amigo.
-Es hoy cuando tú mueres.
-¿Seguro que no quieres participar?

Lancelot baja de su caballo, apunta la lanza hacia Mihnea, se mueve a una gran velocidad e intenta apuñalar pero su lanza es detenida por la mano desnuda del vampiro—Un humano no puede matarme, no importa cuánto lo intente—Lancelot llora, una vez más el asesino de su amada ha evadido la muerte.

-¿Extrañas a tu mujer?
-Mas que a nada.

Mihnea cel Rău aplaude, todos los vampiros y vampiresas se arrodillan a excepción de una. Lancelot reconoce a Ginebra. El caballero llora una vez más, se acerca a su amada, pero es detenido por una luz dorada, Arturo. Lancelot esta inconsciente.

-No dejare que te lo lleves a él también, Mihnea.
-Tú esposa esta justo en frente de ti, mi querido Arturo.
-Ella ya no es mi esposa, es sola una de tus muchas mujeres.
-¿Entonces Lancelot puede y yo no?

Arturo se aguanta las ganas de asesinarlo, sabe que es peligroso. Su luz dorada desparece en la lejanía de la ciudad de Londres. Mihnea cel Rău regresa a su orgia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons