Follow by Email

martes, 27 de septiembre de 2016

Demon Hunter Capitulo Piloto.


WARNING:
Lo que estas por leer es extremadamente estúpido e incoherente. Falla miserablemente en su intento de ser gracioso, y solo son los desvaríos de un adolescente de 17 años con constantes erecciones. Esta cargado de comedia absurda y grosera que te harán pensar en porque si quiera pensó en hacer esto. Recomendamos que lo leas con un adulto supervisor. Si decides leerlo, sera bajo tu propio riesgo.




DEMON HUNTER

Un adolecente de 18 años y una joven de 22, discuten fuertemente mientras entran a una casa de dos pisos de color azul claro. Ella entra primero, camina mientras se amarra el cabello negro; largo y sedoso. En su espalda, en una funda, figura una katana. El entra después de ella, su cabello es corto y negro. En sus bolsillos hay dos Magnus y en su espalda un hacha.

— ¿No puedo creer que seas tan celoso, Deblim?-Dijo ella enojada.
— ¿De qué demonios hablas? Yo no soy celoso. –Dijo el indignado.
—Golpeaste a ese sujeto solo porque me miro. –Dijo gritando.
— ¡Con lujuria!-Reprocha él.
— ¡Era gay!-Dice abriendo los brazos.
—Miraba tu collar, probablemente pensaba robártelo. Deberías agradecerme.
—Eres un idiota.
—Y tú eres una zorra.
— ¡Pendejo!
— ¡Puta!
— ¡Cabrón!
— ¿Quieres tener sexo?-Dijo con él con una sonrisa entusiasta.
— ¡No!-Grita ella, muy enojada.
— ¡Sí!—Dijo con una sonrisa—….Espera ¿Qué? —Dijo mientras se daba cuenta de lo que acaba de pasar— Esto está mal. He visto muchas veces como esto termina en sexo.
—Esto no es una serie o una película.

Ahora, de seguro de estas preguntando, como yo, Deblim y esta chica japonesa de tetas grandes terminamos en esto. Pues, te contare la historia de cómo me convertí en un cazador de demonios. ¿Qué? ¿Qué no te interesa y te vale un pepino podrido? Pues te jodes, igual te la voy a contar. ¿Qué porque esto comenzó en relato en tercera persona omnisciente y ahora es en primera? ¿No te gusta? Pues acostúmbrate, esta mierda será muy loca. Además ¿Qué te esperabas? Este tipo del escritor ni siquiera termino el colegio, y acá ínter nos, solo se baña tres veces a la semana ¿A que es asqueroso? …. ¿Si? ¿Ah, enserio? Ok…Si eh. Me acaban de avisar por interno que ah amenazado con borrarme como personaje si lo sigo jodiendo.
Muy bien, vayamos con la historia.

LA HISTORIA

Un joven está sentado frente a una pantalla. ¡Carajo! ¿Otra vez en tercera persona? Decídete cabrón. Está bien, quieres narrar tú en primera persona, hazlo, yo me largo. ¡Oye escritor! ¿Alguna vez has pensado que tienes serios problemas mentales? Bueno, ya se fue.

Todo comenzó cuando estaba sentado frente a mi televisión en mi cuarto. Como siempre todo estaba desordenado. Ropas sucias en el suelo y encima de una silla, bolsas de comida chatarra en el suelo y alrededor de la TV. Era todo un desastre.
Me encontraba viendo un anime como siempre hago, y mi madre toco mi puerta. Ella entro con vehemencia. ¿Con vehemencia? Ulala señor francés. ¿Entonces como se dice? “Como una puta loca” ¡Maldita sea creador! Déjame narrar. ¿En que me quede? Ah! si.

Ella entro con vehemencia, se le veía en la cara su gran enojo al ver todo el desorden. Me grito fuertemente que levantara todo y dejara de ver, y cito: “Muñequitos chinos”. A ella no le gustaban mis caricaturas taiwanesas. ¡Son japonesas! .Ya no te alteres narrador. Prosigo.

Ella recogió algo de la ropa, la que era blanca, ya que esa era la ropa que lavaría. Antes de irse me dijo:

—A pesar de que estas grandes sigues viendo esas tonterías. Hubiera preferido que fueras un drogadicto adicto al crack que un puto Otako.-Dijo, para luego irse azotando la puerta.
—Gracias Mamá. También te amo.

Lo que estaba viendo se llamaba Kokun y sus amigos. ¡Dragón ball! Cierto, eso. Dragón Ball.
Era la única cosa que pasaban por televisión en mi aburrida ciudad. Antes de que nos mudáramos a esta ciudad llamada “Dark” Yo podía ver muchos animes por internet, y muchos eran infinitamente superiores a esta cosa llamada “escroto del dragón”. Esto era lo único que tenia y me bastaba para no enloquecer.

En la noche, como siempre, salí a trotar. Corrí por varios minutos y pare frente a una dispensadora de bebidas. Metí una moneda y saque una botella de agua, la bebí presurosamente hasta acabármela de tiro. Estaba muy sediento. Decidí regresar a casa, por alguna razón estaba haciendo mucho frio y yo me sentía mareado. Pero mientras caminaba, algo me detuvo. Era una persona que había salido de un callejón. De inmediato pensé que era una mujer, ya que su silueta así me lo decía. Y si, era, en efecto, una mujer. Vestía todo de negro, su cabello era rubio y estaba bastante buena. Por un momento pensé en las cosas que me gustaría hacerle. Ella se me acerco, muy rápido, tanto que apenas la pude ver, y me dijo:

—Soy una bruja. Te sientes mareado por el efecto de mi magia. Ahora procederé a comerme tu corazón. Te preguntaras porque. Sucede que esa es mi forma de recuperar energías.

¿Energías? Pensé que era raro. Yo no la veía lastimada y mucho menos cansada. Además, es imposible que hubiera otros brujos, es más, era estúpido creer lo que dijo.

—Creí—Comencé—Creí que las brujas tenían la nariz larga y arrugada. Además de ser viejas y con pocos dientes. Además vuelan en sus escobas y caminan encorvadas.
—Soy una bruja no tu madre.
—Jaja. Good one.
—Si ya terminaste. Procederé a matarte.
— ¡Espera! Al menos puedo tener un último deseo.
— ¿Cuál? —Me pregunto exasperada.
—Que te esperes unos segundos más.
— ¿Por qué?
—Oh por nada. Por nada….

Pasaron un par de segundo y en el cielo, como si estuviera descendiendo de la mismísima luna, una mujer en traje de sacerdotisa aterrizo en el suelo, su cabello se balaceaba con el viento y sus tetas rebotaban como pelotas de básquet. Ella empuñaba una katana, la libero de su saya y apunto el filo contra la bruja. Ella retrocedió y apunto su varita mágica contra la sacerdotisa. Una luz se comenzó a crear en la punta de la varita y ella grito: ¡Patronus! (Si creo que Jk Rowling va a demandar a alguien) La luz se dirigió hacia la sacerdotisa pero ella la destruyo con su katana, luego se movió a gran velocidad, blandió su espada verticalmente y cortó a la bruja en dos. La sangre, las tripas y las viseras estaban esparcidas por todas partes y yo tenía ganas de ir al baño. La mujer guardo su espada, se volvió, me vio y luego se retiro volando.

Déjenme presentarme una vez más. Me llamo Deblim Abayada. Tengo 18 años y soy lo que se llama una paria social. No soy buenos en los estudios, menos en los deportes y no tengo ningún talento más que arruinar todas mis relaciones. Lo único bueno que tengo es que jamás me meto en problemas. Nunca lo he hecho. Jamás me he peleado ni eh insultado a alguien. Pero, ahora. Mientras veía el cadáver de la bruja y la policía me rodeaba apuntándome con sus armas y gritándome que me quedara quieto, era obvio que eso no se veía bien.

COMISARIA

Yo estaba sentado en la silla de acero, con las manos esposadas, esperando al oficial Gutiérrez. Era un hombre que se estaba quedando calvo, de barba espesa, y panzón. Tenía frente a mí una mesa de acero, y en ella estaba una taza de té caliente, me estaba tentando, pero no podía agarrarla. Ah! Suspire. Tan cerca y a la vez tan lejos. El oficial finalmente llego, entro con una mirada seria. Puso sus manos con todas sus fuerzas sobre la mesa, y mientras intentaba disimular que le dolió me dijo fuerte y firme:

— ¡Confiésalo! Tú la mataste.
—Claro que no—Le dije tranquilo—Solo pasaba por ahí, soy inocente.
— ¡Eso es lo que diría un culpable! —Grito mientras golpeaba la mesa con su puño derecho.
— ¿Qué? —Le pregunte extrañado— ¿Entonces qué diría un inocente?
—Ah. Pues…. ehhhh…hummm. ¡Confiesa!
—Alguien más la mato, yo solo estaba por ahí, fue una coincidencia.
— ¡Las coincidencias no existen!

En ese momento, el celular del oficial sonó. El timbre de llamada era una canción, una voz masculina y criolla dijo: “Coincidenciaaaaaas, coincidencias de la vidaaaa”

—Mujer—Dijo el oficial a su esposa—Cariño ahora no, estoy interrogando a un sospechoso. Si si. Hoy iré temprano. No faltare a la cena con tus….Hermosos padres.

El colgó y me miro. Tosió y me dijo que tal vez, quizá, las coincidencias existían. Intente explicarle que vi a una sacerdotisa matarla y que la muerta era una bruja. Y como era razonable me dijo que tenía que ir a un manicomio. Entonces yo lo mande a chupársela a un burro.

Estando en la celda, miraba a la luna por la ventana. Felizmente no me quitaron mi celular ya que lo escondí bien en mi trasero y no me registraron más allá de mis bolsillos del pantalón. Intente hacer una llamada pero no tenia saldo, pero, una llamada entrante me alegro. Puse el celular en mi oreja derecha y una voz baja y misteriosa me dijo:

—Eres el elegido.
— ¿El elegido? —Pregunte perplejo.
—Si—Dijo la voz misteriosa—Eres el elegido—Se cambio el tono de la voz—El elegido como nuestro concursante ganador de los dos boletos para el concierto de Madonna.
—Yo, a mi… A mí no me gusta el Pop, de hecho, lo detesto.
—Oh! Ammm. Adiós.
—Estúpida radio.

Después de la llamada me eche en la pobre imitación de cama de la celda y me puse los audífonos y escuche tranquilamente la banda Monoral. De pronto, la sacerdotisa estaba frente a mí. Yo me quite los audífonos con rapidez y retrocedí hacia la pared. Ella se acerco y me dijo:

—Te he estado buscando por mucho tiempo, Abayada.
— ¿Cómo sabes mi apellido?
—He sido enviada a buscarte, necesitamos de tu poder en la batalla contra los demonios.
— ¡Pregunta!
— ¿Si?
— ¿Son reales? —Le dije mientras apuntaba a sus grandes magumbos.
—Si, lo son.
— ¡Lo sabia! Hay niponas con tetas grandes, y decían que yo estaba loco. (¡Estás Loco!) Ves.
—He venido a sacarte de aquí, maestro.
—Genial.

Ella se retiro y me dijo que vendría mañana a primera hora a sacarme. Entonces yo me volví a echar, pero ya no podía pensar en otra cosa más que en sus sandias. ¡Vaya!

Mientras Deblim dormía. ¡Ah! Volvimos con el tercera persona. Ya lo extrañaba. Mientras el pedazo de mierda del protagonista dormía pensando en las tetas que jamás le dejare tener. En la morgue, el cuerpo de la bruja se estaba regenerando ante la mirada atónita del doctor.

FIN

lunes, 26 de septiembre de 2016

Dibujo doble: Zicarus y Xenea Szabo.


Zicarus.
17 años.
Elementos: Agua y viento.
Kung fu Wing chun









Xenea Szabo.
17 años.
Elementos: Trueno y Sombras.
Esgrima/Kick Boxing.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Dibujo: Vergil Juzze.

"Las apariencias engañan"

martes, 20 de septiembre de 2016

domingo, 18 de septiembre de 2016

Cuento: Hotel






HOTEL

12 de la noche. Un hombre se adentra en un hotel humilde, pequeño; solo tiene dos pisos pero es bastante grande de anchura. El hombre lleva en su brazo un bolso negro. Saca su tarjeta de crédito y se la entrega al encargado, para después decirle que solo se quedara tres noches. El encargado le pide que firme en una libreta, y luego procede a entregarle su llave. El hombre da una mirada rápida al estante y se da cuenta de que faltan 12 llaves además de la suya, lo que quiere decir que él es el numero 13. Mal augurio.

Se instala en su habitación, no trae mucho consigo. Saca una toalla de su bolso y entra al baño, se mira en el espejo, se preocupa de lo pálido que se ve, y piensa que debería comer y descansar más. Luego de lavarse el rostro y secarse, se tira en la cama dispuesto a dormir. No hay ruido en el hotel, la gente está descansando, y gracias a ello el podrá dormir bien.

La noche ha pasado sin percances. Son las 5 de la madrugada y el hombre se levanta, se siente cansado a pesar de haber dormido toda la noche. Al dar un paso se da cuenta de que su identificación esta en el suelo, la levanta y se ríe de cómo se ve en la foto. En el plástico laminado se lee el nombre de Alfonso Arias. Edad: 35 años.

Alfonso ha salido de su habitación, camina con calma, piensa dar unas vueltas como siempre hace en las madrugadas. Al bajar las escaleras que llevan a la recepción, contemplo espantado, el cadáver del hombre encargado. Estaba sobre su escritorio con una herida de puñalada en la espalda, con los brazos extendidos sobre la madera y con la mano derecha cercenada. Hay desparramados en el suelo 4 papeles cubiertos en sangre.

Alfonso esta espantado, corre rápidamente hacia el teléfono que se encontraba en la pared al lado derecho del escritorio. Marco velozmente los números de la policía pero la señal estaba caída, solo se oía un constante ruido irritante. No sabía qué hacer, su celular no tenía señal, así que subió rápidamente esperando encontrar a alguien que si la tuviera. Toco la puerta de la primera habitación, pero nadie respondía, era normal que no estuvieran despiertos a las cinco de la madrugada. Un ruido lo distrajo, era el ruido de una persona siendo arrastrada. Estaba asustado pero aun así se dirigió hacia el ruido, repitiendo en su cabeza una y otra vez que era una mala idea.

Al cruzar el pasillo y llegar al lugar donde se originaba el ruido, observa atónito a un hombre sin piel, se veían sus músculos totalmente claros y su cuerpo no dejaba de sangrar. El hombre estaba jalando a otra persona, una mujer, la levanto del cabello mientras ella intentaba gritar pero, no podía ya que su lengua estaba cortada. El hombre la desolló viva con un enorme cuchillo, increíblemente afilado, y lo hizo a una velocidad impresionante, dejando en claro su gran experiencia y habilidad. Alfonso no pudo hacer más que contemplar la escena con un miedo insoportable, sus piernas temblaban y el sudor salía a mares de su frente y axilas, quería irse pero no podía, sus pies estaban clavados, se sentía enfermo pero no podía vomitar, se sentía cansado pero sus ojos estaban bien abiertos.

Cuando la mujer cayó al suelo y el hombre sin piel volteo a verlo, en ese instante pudo correr, y corrió con todas sus fuerza, como si fuera un atleta. Cuando intento bajar las escaleras, se tropezó y cayó de bruces. Al levantarse, observo asustado a un monstro, no era muy grande, apenas si era algo más alto que el, pero era horrible. Sus ojos eran rojos, su cerebro era visible, su cuerpo era similar al de una salamandra y tenía grandes colmillos en su enorme mandíbula, y con ellos devoraba los órganos de un viejo. Alfonso se levanto rápido, se dirigió a la salida, ya nada le importaba, que murieran los demás, el solo quería salir y salvar su vida, pero la puerta estaba cerrada y por más que la jalo con todas sus fuerzas esta no cedió, por más que la golpeo no se hizo una sola grieta.

El monstro termino de comer y dio una mirada que le helo la sangre. Alfonso echo a correr hacia las escaleras, pues en la pared de ese lado había una ventana, pero esa vía de escape tampoco funciono. Sus dientes castañeaban, se había orinado los pantalones y no dejaba de sudar. El monstro comenzó a acercarse a él. Alfonso decidió subir las escaleras y avisar a los demás, tal vez así, estando todos juntos, puedan defenderse.

Toco las puertas, golpeo y grito con todas sus fuerzas, pero nadie abría. Hasta que una persona lo hizo. Un joven de tal vez unos 20 años, se le veía soñoliento pues no acostumbraba levantarse tan temprano. Le pregunto qué pasaba, porque tanto alboroto, y Alfonso pasó a contarle lo que había visto, pero el joven le dijo en tono burlón que dejara las drogas o que le invitara. Alfonso se molesto y agarrándole de la mano, lo condujo hacia el pasillo donde estaba la mujer desollada. El joven vomito del asco, y luego fue agarrado de la garganta por un ser totalmente oscuro. Alfonso no podía hacer nada ante lo que estaba pasando, intento golpear al ser negro pero todos sus golpes pasaban de largo, como si no estuviera ahí. Finalmente el joven murió estrangulado sin poder defenderse.

Alfonso echo a correr una vez más, paso al lado del cuerpo desollado, hacia la ventana que estaba en frente, pero esta tampoco abrió. Cayo de rodillas, se había rendido, se había rendido y aceptado su muerte. Aun así, se levanto al ver una niña que salía de una habitación, llevaba un oso de peluche en su brazo y le pregunto si había visto a su madre, que no estaba en la habitación. Inmediatamente después de la pregunta, el mismo ser oscuro atrapo a la niña, la levanto alto como si pensara cargarla, pero la levanto de las piernas, las cuales comenzó a separar, subiendo la velocidad con los gritos de la niña, hasta partirla en dos.

Alfonso se levanto y corrió rápidamente hacia las escaleras, mientras corría volvió la cabeza un par de veces, y observo al hombre sin piel arrastrar los cuerpos de la mujer desollada y el cadáver del joven.

Los demás inquilinos despertaron de sus letargos, los gritos de la niña fueron agudos y escandalosos. Salieron de sus habitaciones, algunos pasaron por el pasillo de la mujer desollada, pero no la vieron, ya no estaba. Al llegar se quedaron impactados por la escena. La niña estaba en un charco de sangre, con lágrimas en sus ojos y con su oso bajo el brazo, pero su cuerpo estaba intacto. Algunas personas lloraron y otras gritaron ante la horrible escena. Uno de ellos, un señor con bigote saco su celular y llamo (sin problemas) a la policía. Otra de las personas, una joven mujer se separo, pues escucho ruidos constantes, como si algo cayera por una escalera. Al llegar, la joven grito al ver a un hombre de cabello negro arrastrando dos cadáveres, uno desollado y el otro era el cuerpo de un joven.

Cuando el resto llego, atraídos por sus gritos, vieron lo mismo. El hombre jalaba los cuerpos, mientras sudada y lloraba, era un hombre de aspecto demacrado, con sangre en todo su cuerpo. Luego de terminar de arrastrar los cuerpos, el hombre se dio cuenta de la presencia de las personas, se alegro al ver más gente y les grito que tuvieran cuidado, que había monstros por el hotel, que debían encontrar una manera de salir cuanto antes. La gente estaba callada, y callados observaron al hombre asustarse, había girado y retrocedía lentamente mientras apuntaba con su dedo a la nada gritando: “¡Cuidado, es uno de los monstros, nos va a comer!”

— ¿Por qué todos se quedan quietos? —Pregunto confundido. — ¿Acaso no lo ven?

Después de decir eso, el hombre corrió hacia la puerta, la jalaba con todas sus fuerzas, o al menos eso creía, las demás personas solo veían a un hombre jalando una manija invisible.

La policía llego y detuvieron al hombre, al que, después de investigar un poco, supieron que se trataba de Alfonso Arias, un conocido asesino serial oriundo de Colombia. Estando en su celda, Alfonso miraba a todos lados, asustado. Cualquiera sonido le llamaba la atención y se escondía debajo de su cama. En las noches no dejaba de gritar en sueños que los monstros venían por él.

DESPUÉS DE LA TORMENTA

Pasaron dos días antes de que Alfonso recobrara la cordura. La policía finalmente pudo interrogarlo, querían saber como lo hizo. Alfonso conto todo con extrema calma, sin siquiera sentirse culpable, relataba cada asesinato con indiferencia.

TESTIMONIO

¿Qué como lo hice? Muy sencillo. Me levante a las 3 de la madrugada, baje lentamente las escaleras hasta la recepción, vi que el hombre encargado aun estaba despierto, me acerque a él cordialmente, le dije que no podía dormir y si le apetecía charlar. El acepto encantado, se sentía muy solo en ese escritorio de caoba. Use la excusa de querer ver lo que estaba haciendo, y cuando lo tuve de espaldas le clave mi cuchillo con todas mis fuerzas, al mismo tiempo que apretaba su boca para no dejarle soltar ningún quejido. Cuando termine este trabajo, volví a subir al segundo piso, entre a mi cuarto y espere.

Mi paciencia se vio recompensada a las 4:47 cuando oí unos pasos. Vi a una mujer que salía del baño, espere que cruzara al pasillo, entonces la atrape, y usando la ayuda de un poco de cloroformo la dormí, y luego le corte la lengua. Procedí luego a amarrarle las manos y los pies. Cuando ya la tuve inmovilizada, los efectos del bello compuesto químico se desvanecieron cuando hice el primer corte. Ella intento zafarse pero estaba muy débil como para resistirse con eficacia. Fui desollándola con rapidez, disfrutando cada segundo, disfrutando su cara de dolor y terror. Continúe tranquilo hasta que oí un ruido abajo. Baje presurosamente y me encontré con un anciano, parecía confundido, era obvio que sus facultades mentales eran pobres por causa de la senilidad. Me fue sencillo cortarle la garganta y tirarlo al suelo. Pensé matarlo rápido para luego subir y terminar con el desollamiento, pero mi estomago crujió, no había comido nada en días. Rápidamente abrí su estomago y comencé a comer todo con gusto.

Al terminar, subí y continúe con el desollamiento, la mujer no se había movido pues no tenia las fuerzas suficientes ni para mover un dedo. Seguí pasándole mi cuchillo de la buena suerte hasta que termine el trabajo. Luego me dormí, o más bien, me desmaye. Estaba molesto por esto ya que, no me gusta estar dormido, o mejor dicho, no me gusta que el otro este despierto.

DORMIDO

Alfonso despertó justamente cuando se cumplieron las cinco horas. Al salir vio los asesinatos desde su nueva perspectiva. Vio a los monstros hacer lo que él hizo pero con el toque de fantasía que su mente creaba. Y estrangulo al joven mientras creía ver al ser oscuro.

Cuando cayó de rodillas después de intentar abrir la segunda ventana, en el momento en el que se había rendido, atrapo a la niña, la tiro al suelo y le corto sus cuellos femorales con su cuchillo, que llevaba en su bolsillo trasero, pero esta no grito, no entendía que pasaba y el miedo bloqueo sus funciones.

Luego clavo el cuchillo en su pecho y violo a la niña salvajemente hasta que esta cayo inconsciente. Los gritos que se escucharon no provinieron de ella, si no de él. El gritaba de esa forma aguda mientras arrastraba con una gran fuerza los cuerpos, era una forma inconsciente de pedir ayuda, él quería ser atrapado, necesitaba ser atrapado. Estaba cansando de llorar constantemente cada lunes de cada semana, el único día cuando la personalidad original estaba completamente lucida. Estaba harto, a pesar de que lo intento muchas veces, jamás pudo usar ese cuchillo grande que su padre le regalo de niño, contra si mismo.

DESCENLACE.

Después del interrogatorio, Alfonso regreso a su celda. Ya habían preparado su sentencia, será ir a la silla. Entonces fue sentado y asegurado. Un oficial movió la palanca, Alfonso vio a un perro de dos cabezas, cada una respiraba truenos y relámpagos, y finalmente, murió con una sonrisa de felicidad, por fin su sufrimiento había terminado.

FIN

sábado, 17 de septiembre de 2016

God of the elements. 11 +Dibujo




CAPITULO 11

ARCO: TORNEO DE DOJOS

PARTE 3

Dante. 15 años. Vs. Michael Sass. 17 años.

La gente esta lista una vez más. Dante se levanta, aun tapado, y sube al ring. Su nombre no sonó, el quiere que se mantenga en secreto por el momento. Su rival, Michael, esta extrañado, su rival aun no se quita la capucha, a pesar de que el domo ya se ha cerrado.

— ¿Acaso me estas subestimando? —Pregunta Michael.
—Si logras hacer que mi capucha se caiga, habrás ganado.
— ¿Qué?
— ¿Acaso eres sordo? Lo que oíste—Dice Dante, arrogante.

Dante ha logrado lo que buscaba, hacer enojar a su rival. Michael, con sus ojos negros aun más oscuros, entra bajo tierra al sonar la campana. Dante está quieto, no está usando la liberación, ha concentrado parte de su energía en sus orejas, para poder escuchar los movimientos.

Dante salta al momento en que su rival salía bajo tierra, evadiéndolo. Michael ataca con veloces puñetazos, pero Dante los evade con facilidad, dando saltos hacia atrás, aun sin usar la liberación, solo concentrando su elemento fuego en sus pies. Kayo y Kenshin observa atentamente, al igual que los enmascarados.

Todo va bien, Michael se desespera cada segundo que pasa, no puede golpearlo, y Dante se está riendo de él. Diez manos de tierra intentan atrapar a Dante, pero el usa el fuego en sus pies para elevarse hasta el techo de domo. Estando ahí, lanza varias bolas de fuego, muchas y se dirigen hacia Sass con gran velocidad, pero el solo las bloquea levantando un muro bastante alto, lo suficiente para detener a todas, y eso fue un grave error. Dante se movió rápidamente hacia su espalda, aprovechando que su rival quedo cegado por su propia defensa—Perdiste—Se le oye decir, antes de dejarlo inconsciente de un suave codazo en el esternocleidomastoideo.

La gente comenta la fácil victoria de Dante, ha despertado el interés en muchos. Kayo muere de risa, está feliz de que al parecer hay alguien más que pueda divertirlo. Dante regresa a su asiento, está tranquilo, con hambre, saca una manzana de su bolso y se la come con calma.

OCTAVOS

DOJO TUSBAME GAESHI VS DOJO SELVAGGIA

MILA VS JAMIE=MILA

AYUBE VS RAJMEIN=RAJMEIN

DANTE VS MICHAEL=DANTE

PASA: JAMIE. RAJMEIN. DANTE

El presentador anuncia el final del primer enfrentamiento de Dojos. Se retira y es reemplazado con una presentadora. Hermosa y de cabello dorado. Ella anuncia los siguientes combates de octavos.

DOJO YING YANG VS DOJO MAZUR

TEATOS VS LINO MARTINEZ =

MINAYA VS DARIO MAZUR=

GRACE VS ARTHIT=

PASA:

Los capitanes de cada Dojo se enfrentaran primero. Las apuestas están divididas.

Teatos Korhoen. 16 años. VS. Lino Martínez. 17 años.

La presentadora anima a la gente, el domo se cierra.

Lino, tiene el cabello corto y unos ojos distraídos. Esta vestido con una camiseta verde con rayas diagonales de color negro. Teatos, tiene el cabello negro y en punta, esta vestido con una casaca blanca con un cuello grueso que cubre la parte trasera de su cuello.

Lino libera su energía natural, cubre sus puños, pies, etc. Teatos hace lo mismo, solo que con su elemento sombra. Ambos se miran, expectantes, esperando la campana, la cual suena.

Teatos es el primero en moverse, lanza bolas de sombras a cada paso que da, pero Lino lanza rayos de sus dedos, destruyendo todas y cada una de la esferas. Los rayos siguen saliendo, Teatos se mueve de lado a lado evadiéndolas, y decide crear un escudo de sombras.

Los rayos cesan, Lino no piensa gastar más energía, y menos ahora que Teatos tiene un escudo. La gente esta sonriendo. Teatos se mueve hacia Lino, a una gran velocidad, el rival solo lo espera, dando ligeros saltos en su sitio. Un intercambio de golpes comienza, son rápidos y ninguno impacta en el cuerpo el adversario, todos son bloqueados. El intercambio cesa, ambos se miran, cansados.

En los combates se usa mucha energía, en cada movimiento, en cada golpe, siempre se busca derrotar al rival lo más rápido posible. Es normal que en estos tipos de combate los combatientes se cansen rápido, pero también depende de cuanta energía posean.

Lino es el primer en moverse, ataca con rápidas patadas, luego crea una esfera de energía la cual explota creando una luz que cierra los ojos de Teatos por un segundo, segundo suficiente para recibir un derechazo en la garganta.

Lino celebra, Teatos está en el suelo. La campana final está a punto de ser golpeada cuando él se levanta y atrapa a Lino por la espalda, pone sus dedos índices en las orejas de su rival y lo deja inconsciente. La garganta de Teatos esta normal, logro bloquear el golpe recubriéndola con sombras. El no sabía que lo atacaría ahí, solo adivino, y acertó.

DOJO YING YANG VS DOJO MAZUR

TEATOS VS LINO MARTINEZ = TEATOS

MINAYA VS DARIO MAZUR=

GRACE VS ARTHIT=

PASA: TEATOS

La siguiente batalla será de Minaya. Ella se levanta, se amarra su largo cabello, se pone vendas en sus brazos, en las manos y hasta en los dedos, cubriéndose totalmente. Bebe un poco de agua, respira y sube al ring. Ella esta vestida con una camiseta blanca que le queda pegada al cuerpo, su pantalón es un buzo de color azul. No lleva zapatillas como todos, solo esta vendada.

Su rival será Darío, hijo del dueño del Dojo. Su padre está en las gradas, con una mirada seria, esperando que el gane, siga adelante y sea campeón. Darío tiene mucho peso en sus hombros, quiere impresionar a su padre, es su deber como heredero. El tiene el cabello negro y despuntado. Esta vestido con ropas anchas, costumbre de los de su linaje, ellos son artesanos de armas, pero en este caso, no lleva nada, las armas están prohibidas.

Minaya sonríe, esta calmada, y la hace feliz que Dante la este viendo. Uno fuertes gritos se oyen en las gradas, son estridentes, son los gritos de una mujer, una mujer de uno 40 años, con el cabello negro y piel oscura. Minaya se sonroja, siente vergüenza y le grita:

— ¡Mamá! No hagas tanto ruido. Me avergüenzas.

La mujer sigue gritando, dando alientos a su hija. Mazur está confundido, la mujer es de piel oscura, pero su rival, tiene la piel blanca, no tenía sentido lo que estaba pasando. Finalmente no le dio importancia, lo único importa es derrotarla. ¡La campana suena!

Minaya se mueve a gran velocidad, Mazur está asustado, ella está usando truenos en sus pies, y el es un usuario del agua. Mazur retrocede mientras lanza bloques de hielo, bloques que Minaya evade con facilidad, pues su velocidad es muy grande. El no deja de retroceder, quiere ponerse lo más lejos de ella y atacarla a distancia, pero no puede, ella es demasiado rápida.

Finalmente ha sido acorralado, impotente, solo puede caer al suelo luego de que Minaya atacara su pecho con sus dedos índice y corazón de su mano izquierda.

El estilo de Minaya es muy efectivo en este tipo de torneos, ya que no puedes matar a tu rival, dejarlo inconsciente es la mejor forma de ganar, y los ataques de Minaya, los ataques de su estilo del Wu shu Punzante, son perfectos para dejar inconsciente a las personas. La electricidad en sus dedos es transmitida al cerebro del rival sin importar en que parte del cuerpo lo golpee, esa electricidad ataca al cerebro “apagándolo”.

La mujer en las gradas grita eufórica: ¡Mi adora hija gano! ¡Sí!

Minaya baja del ring mientras se sonroja al pensar en Dante, piensa que estará pensando el de ella. Lo mira rápidamente y lo ve sonriendo, esto la hace muy feliz.

Grace Jensen. 16 años. VS. Athit. 17 años.

La siguiente batalla termina muy rápido, Grace, mejor amiga de Minaya está en la lona, sangrando de su nariz y boca, un solo rodillazo la derroto. Su rival, Arthit, de piel morena, ojos algo rasgados y pelo negro. No lleva camiseta, se ve su cuerpo musculoso, lleva pantalones cortos de color guinda. En sus brazos, puños y piernas lleva vendas de tela algo más gruesas de lo normal, en su frente, un Mongkhon. En el punto que divide el brazo del antebrazo, unos Prajead. En sus pies lleva unas tobilleras que dejan al descubierto los dedos y el talón.

Arthir hace una reverencia y baja del ring. Grace es recogida por los médicos, es limpiada de la sangre y reanimada. Todos están callados, ese hombre es muy fuerte.

DOJO YING YANG VS DOJO MAZUR

TEATOS VS LINO MARTINEZ = TEATOS

MINAYA VS DARIO MAZUR=MINAYA

GRACE VS ARTHIT=ARTHIT

PASA: TEATOS. MINAYA. ARTHIT

Otra pausa, la gente vuelve a relajarse. La mujer ha bajado de las gradas y abraza fuertemente a su hija. Grace ya esta recuperada, aunque algo asustada.

Kayo se ha levantando por primera vez desde que llego, Liaya le pregunta a donde va, y él le responde que dará una vuelta. Kayo se ha dirigido a la sala donde hay una expendedora de bebidas, pone dos monedas y saca una botella con agua. Kenshin le habla.

—Ese tipo llamado Athit, es muy fuerte.
—Si, lo es—-responde Kayo, mientras bebe.
—Es peligroso— Dice Kenshin, serio.
— ¿Qué hay del otro?
—El otro eh. Pues, no ha demostrado demasiado, solo es rápido.
—Entonces, el único que será una piedra en el camino será Athit.

Dante termina de comer otra manzana, y estornuda.

— ¿Qué rayos? Siento que alguien acaba de hablar mal de mí.

En las gradas, los tres enmascarados conversan entre ellos. La mujer le pregunta al que está sentado en medio, el líder.

—Zokia—Le dice—Ese joven Athit es prometedor.
—Sí. Aun así, solo el campeón del torneo será el elegido.



































FIN DEL CAPITULO 11

God of the Elements: 10






INFORMACIÓN

Velocidad del sonido: Mach 1.
Velocidad de la luz: Casi un millón de veces más rápida que el sonido. En este universo, es exactamente un millón de veces más rápida.

Niveles de Poder:
-Liberación: Libera el poder del elemento, mejorando el cuerpo y mente. El elemento se manifiesta en los puños y pies, cintura y cuello. Las velocidades que se pueden alcanzar en este nivel en un estado base es Mach 1. En su estado más alto puede llegar al Mach 5.

-Liberación Total: Libera completamente el elemento. Al momento de llegar a este nivel, la velocidad Mach 5 es la velocidad base. No hay límites en la velocidad que se puede alcanzar.

-Doble-Liberación: Liberar dos elementos al mismo tiempo. Es una técnica difícil pero cuando se domina puede dar mucho poder. No hay velocidad base ni un límite, depende del poder del guerrero. La doble liberación, puede ser tanto incompleto como completa.

EXTRA:
-Me centrare en las batallas entre personajes que me gustaron crear y en las más importantes. Así no se hará demasiado largo y pesado. Tengan en cuenta que escribo en una Pc vieja y la espalda y el culo me duelen. Si tienen algún consejo para mejorar mi narración en las escenas de batalla o en general, no duden en decirme. Gracias por su atención. Ahora sí, el capitulo.



CAPITULO 10

ARCO: TORNEO DE DOJOS

PARTE 2

Muchas cámaras y micrófonos en la entrada al domo. Kayo Azoto y Kenshin Odowa, los finalistas de los dos torneos pasados, se han separado de su grupo y entran juntos. Las televisores han enviado a lo mejor para transmitir cada paso que den.

En el estadio, hay un gran ring cubierto con un domo transparente. En la entrada se dan unos lentes especiales que permite a los espectadores poder observar las veloces batallas, todo gracias a la tecnología. El domo es resistente por si un despiste ocurre en la batalla. La energía elemental es un ser vivo, las ordenes del usuario son la ley, si tu no deseas lastimar a alguien, la energía solo pasara de largo. Las batallas se centran en los rivales peleando, por lo tanto, nada a su alrededor recibe daños. Pero hay momento en los cuales los luchadores se despistan, las razones pueden ser variadas, no suele suceder mucho, tal vez una en un millón, pero la seguridad de los espectadores es importante.

Kayo y Kenshin son atractivos y fuertes, por ello, tienen clubes de fans, donde los hombres escasean y las mujeres dominan. A la mayoría de ella no les interesa demasiado las peleas, solo quieren verlos sudar.

Kayo tiene el flequillo en V y de color negro. Kenshin tiene el cabello largo y amarrado en la parte trasera, y también es de color negro. Los gritos de la afición no se hacen esperar. Gritan— ¡Los finalistas de siempre! ¡Saca la cámara! —Los periodistas piden que sonrían a las cámaras y les den unas palabras. Las fans gritan alocadas, y discuten— ¡Kayo es muy guapo! —Grita una— ¡Pero Kenshin no se queda atrás! —Le responde una. Kayo les guiña el ojo, y ellas discuten sobre a quién le guiño.

—Es bueno ser popular ¿no crees Kenshin?-La voz de Kayo es arrogante.
—Creo que es molesto. Sus gritos molestan.
—Es bueno se famoso, y tener a todas las chicas que quieras.
—No tengo tiempo para tonterías. Tengo cosas que hacer.
—Relájate Kenshin, disfruta un poco. Disfruta la vida.
—De seguro has perdido tanto el tiempo con mujeres que no has entrenado bien. Te derrotare sin falta. No lo dudes.
—Sigue soñando. Sera mi tercera consecutiva.
—No perderé ante un mujeriego.
—Menos palabras y mas acción Kenshin-Kayo empieza a retirarse—Nos vemos en la final.

Ellos no son los únicos que despiertan eso en la gente. Juliette Jovanovic y Yuka Nonokawa, ambas del Dojo Súper Punch Kic, con su belleza y fuerza, también ganan muchos fans, donde las mujeres escasean y los hombres dominan.

El Dojo Tsubame Gaeshi entra al estadio. Los gritos no se hacen esperar, las burlas. En cada palco, risa tras risa. “¡Miren! Los que siempre caen en primera” –Dante está usando una chompa con capucha, la cual le cubre totalmente la cabeza.

—Parece que también somos populares—comienza, Dante—Aunque no de buena forma—Pone sus manos en la parte trasera de su cuello, gira la cabeza y observa a Mila.
— ¿Por qué me miras de esa forma? ¿Me estas culpando a mi? Yo no soy la única que ha perdido en primera, culpa a los representantes anteriores—Dante se aleja con los ojos cerrados— ¿Me estas ignorando? ¡Hey!

Dante sigue su camino, pero un grito fuerte lo saca de su mundo. Al abrir los ojos observa una figura corriendo hacia él, una figura delgada que salta contra su pecho mientras grita— ¡Danteeeeee! —El Magno cae al suelo mientras una chica frota su cara contra su pecho. Mila y Ayube están confundidos, Mila pregunta quién es.

— ¿Minaya? No me saltes de esa forma—Espero no se haga una costumbre, piensa Dante.
—Pero es que me pone muy feliz verte.
—Está bien pero, no me saltes así.
—Me gustaría quedarme pero de seguro me regañan, nos vemos luego—Dice la chica antes de irse, no sin darle un beso rápido en los labios.

Los preparativos van quedando listos. Tres personas, vestidas con casacas blancas y pantalones del mismo color, mas unas mascaras muy simples, sin expresión, también del mismo color. Uno de ellos es un hombre bastante alto y corpulento, el otro es un hombre más bajo y delgado, y la última persona es una mujer.

—Oye Zokia—Comienza el más grande—Seria genial poder encontrar a alguien interesante.
— ¡No digas mi nombre!
—Cierto, estamos de incognito.
—Cierra la boca, cabeza hueca—Añade la mujer.

Las batallas se dan un ring de 60 metros. El suelo es de tierra.

Mila será la primera en pelear. Es llamada al ring. Las personas murmuran entre ellas, preguntándose cuanto durara esa chica antes de caer, como todos los de su Dojo. Mila se deprimió por un segundo, pero el grito de apoyo de Ayube la hizo sonreír. Su rostro mostro una sonrisa, sus ojos marrones claros se llenan de luz, y su cabello color caramelo se ondea con seguridad. Pisa el ring, suspira, y se mentaliza.

El presentador sube al ring. Explica el formato. En los octavos, dos Dojos se enfrentaran entre sí, los vencedores de cada combate avanzaran a la siguiente ronda y seguirán representando a su Dojo hasta que sean eliminados. Los vencedores se irán enfrentando entre si hasta que solo queden dos para la gran final. Comunica el fixture.

FIXTURE

OCTAVOS DE FINAL

OCTAVOS PRIMER DUELO

DOJO TUSBAME GAESHI VS DOJO SELVAGGIA

MILA PEETERS VS JAMIE WILSON=

AYUBE NUBES VS RAJMEIN ADALI=

DANTE VS MICHAEL SASS=

PASA:

Su rival será Jamie Wilson del Dojo Selvaggia. Ella tiene el cabello no muy largo, de un rubio opaco. Sus ojos son de un azul, también opaco. Viste un traje blanco de Taekwondo.
Las rivales están en el ring, la gente enloquece. El domo es cerrado.

Mila Peeters. 17 años. Vs. Jamie Wilson. 15 años. Octavos de final.

Mila carga su elemento natural. Sus manos, cintura, cuello y pies, se cubren en una luz de color blanco cascara. Jamie hace los mismo, solo que su elemento son las sombras, una sombras alegres, generalmente los usuarios de ese elemento suelen ser serios, fríos y sanguinarios, pero ella no, ella es alegre y su elemento refleja esa alegría.

Jamie saluda a la gente, mientras Mila piensa para sus adentros:
No perderé. He entrenado mucho para esto, no caeré en primera. Ayube me está viendo, Dante, me está viendo, mi papá está viendo. Ellos me miran, no los decepcionare. Le demostrare a Dante de lo que soy capaz, no dejare que él me haga sentir inferior. Lo obligare a reconocerme como una guerrera.

La gente grita enloquecida, pero, Mila no escucha nada, absolutamente nada, está concentrada en su rival. La campana suena, eso sí lo oyó.

Ella sale despegada como un toro que busca atravesar al torero, Jamie se sorprende por la fuerza de la embestida que viene hacia ella, quiere moverse pero se queda congelada un segundo y recibe una patada derecha en el rostro, patada que la empuja hacia las cuerdas.

Al levantarse, Jamie se ve sangrando de su nariz. Levanta la vista y al último instante logra evadir la patada hacha que buscaba dejarla inconsciente.
Jamie intenta retroceder, dando saltos largos hacia atrás, pero es alcanzada rápidamente, levanta los brazos por reflejo, y comienza a recibir patada tras patadas.

Jamie ha escapado después de crear una explosión de sombras. Esta sin aliento, muy cansada, la vehemencia de los ataques de Mila fueron demasiado para ella. La representante del Dojo Tsubame Gaeshi está tranquila, tiene la batalla ganada.

Jamie crea cinco bolas de sombra que lanza hacia Mila, para después ser ella la siguiente en avanzar. Mila intenta golpear las esferas pero, estas se mueven de manera aleatoria, o al menos, eso le parece a ella. Mila bloquea la patada izquierda de Jamie con su propia pierna derecha, la pierna de Jamie se lleva la peor parte. Siguiente movimiento, Mila gira sobre su eje y da una patada baja que desestabiliza a Jamie, quien cae a la lona de tierra pero, Mila no pudo rematarla, las bolas de sombras la golpearon en el pecho y la espalda, y la patada de Jamie, ya recuperada, impacta en su rostro.

La gente adelante la victoria de Jamie, gritando su nombre. Pero Mila se levanta, escupe un poco, se limpia sus labios manchados y sonríe. Jamie sabe el porqué de la sonrisa. Ella está cansada, pero Mila, sigue en buenas condiciones.

Mila se mueve rápidamente, la tierra bajo ella, a pesar de ser muy resistente, queda aplastada. Jamie intenta moverse, pero no puede, sus piernas no responden, y sus costillas, acaban de ser rotas por la poderosa patada izquierda de Mila. Jamie se tambalea, se agarra las costillas, impotente de hacer algo mas, luego recibe un fuerte derechazo en el rostro.

Mila sonríe satisfecha, la multitud esta callada, Ayube grita celebrando. Dante sonríe dentro de la capucha. La cara de Jamie esta ensangrentada, su cuerpo esta caído, inmóvil. El domo se levanta.

Los médicos del Dojo entran al domo, la ponen sobre una camilla, la sacan, le echan un poco de agua en la cara, unos cuantos golpes en la frente y recobra la conciencia, para luego llorar por la derrota. Michael Sass, el capitán, se acerca a ella, la abraza y le dice que todos pierden alguna vez, y que no se debe llorar por ello. Jamie deja de llorar, dice que lo hará mejor la próxima vez.

Mila es felicitada por todos, excepto por Dante, “Solo ganaste, era lo que debía hacer “Dijo. Mila se molesto, pero entiende, que Dante tiene razón. Esto es solo el inicio.

OCTAVOS

DOJO TUSBAME GAESHI VS DOJO SELVAGGIA

MILA VS JAMIE=MILA

AYUBE VS RAJMEIN=

DANTE VS MICHAEL=

PASA: MILA

El presentador sube de nuevo al ring. Comunica la victoria de Mila, es la primera en avanzar, y seguirá representando al Dojo Tsubame Gaeshi. La gente no lo cree. El siguiente en pelear será Ayube, y ahora la multitud está expectante. Pero cuando se anuncian los elementos de los rivales, todos apoyan y apuestan su dinero en Rajmein Adali.

Ayube está nervioso, es la primera vez que peleara, y tiene todo en contra. Además tiene el peso de que la gente ahora espera algo de él. Mila le dice que tenga más confianza en sí mismo, y sin pensarlo, le da un beso en la frente. Pero eso solo consiguió que se pusiera más nervioso, ahora tiene el peso de querer impresionarla. Dante, con las manos entrelazadas tras su cuello, arrogante, le dice:

—Solo trata de que no te rompan demasiado la cara, Ayube.
— ¿Esa es tu forma de darme ánimos? ¿Y porque ya no me dices senpai?
—Date* Soy infinitamente superior a ti, decirte senpai no se siente bien.
— ¿Infinitamente? Eso fue innecesario.
—Aquí lo único innecesario fue tu nacimiento, Yu-senpai.
— ¡Te voy a matar!
— ¡No Yu-senpai! ¡Yamete!

Cuando Ayube estaba a punto de golpear a Dante, Mila lo detiene.

—Ayube, tranquilo. Dante, deja de molestarlo.
— ¿Por qué? —Cuestiona Dante—Es muy divertido, además, ya no está nervioso.

Ayube ya no tiembla, esta sereno, sonríe, le agradece a Dante. Sube al ring.

Rajmein Adali, tiene el cabello corto y negro, si las nacionalidades existieran, el seria de la India. Ayube no ha cambiado su peinado desde que era un niño, su cabello negro y hacia arriba, con su mechón azul, siguen dándole su aspecto excéntrico. Ayube viste una chompa ploma con varios botones negros, además de pantalones de karate. Rajmein esta vestido con una camiseta delgada, de color negro, con el cuello en V, y con pantalones marrones con grandes bolsillos.

Ayube Nuves. 15 años. VS. Rajmein Adali. 16 años. Octavos de final.

Ayube cubre con truenos sus puños, pies, cintura y cuello. Rajmein recubre sus puños con roca, como si fuera un guante. Hace lo mismo con sus pies, su cuello y cintura.

Ayube tiene las de perder, su rival es usuario de tierra, y la tierra no conduce la electricidad. Ayube tendría oportunidad si tuviera una energía superior a la de Rajmein, en ese caso, esa ley se destruiría, pero la diferencia no es mucha, están parejos en ese aspecto. Ayube tiene que atacar los sectores del cuerpo de Rajmein que no están cubierto con su elemento, pero eso será muy difícil.

Ayube comienza a moverse a gran velocidad de lado a lado, se está preparando para la técnica topo que usan todos los de tipo tierra. Mila grita que es trampa las ventajas que Rajmein tiene, pero Dante la silencia con una frase: “Si no puede superar las dificultades, no lograra nada”

Ayube jamás ha estado tan atento, no se perderá ningún movimiento de Rajmein. Responderá rápido y se aprenderá el patrón de ataque. Rajmein entra bajo tierra, Ayube mueve sus ojos a todos los lados. Rajmein sale a sus espaldas, es lo que Ayube esperaba, entonces gira rápidamente y lo intenta golpear en el rostro, pero el hindú lo bloquea con una barrera de tierra que flota en el aire, luego de eso, se agacha rápidamente y golpea con todas sus fuerza el estomago de Ayube, haciendo escupir sangre y un poco del desayuno.

Ayube está de rodillas, ese golpe fue muy fuerte. Aun así, se recupera y se levanta, evade la patada izquierda, se mueve a toda velocidad hacia la espalda de Rajmein, intenta golpearlo pero, dos brazos de tierra lo atrapan en un fuerte abrazo de oso. Ayube es aplastado, se pueden oír sus huesos siendo aplastados, y su grito es desgarrador, pero Rajmein para, Ayube cae inconsciente, pero vivo y sin heridas graves.

Mila está triste.

—Oh, qué mal. Ayube perdió—Dice mientras saca el labio inferior.
— ¡Estoy en shock! —Dice Dante.
—Si claro—Responde Mila con una cara llena de incredulidad.

Ayube es sacado del ring. Es recostado sobre una silla por Mila, quien lo besa en la frente y le dice que lo hizo muy bien. Ayube sonríe, cierra los ojos y se duerme.

El presentado anuncia al ganador.

OCTAVOS

DOJO TUSBAME GAESHI VS DOJO SELVAGGIA

MILA VS JAMIE=MILA

AYUBE VS RAJMEIN=RAJMEIN

DANTE VS MICHAEL=

PASA: MILA. RAJMEIN

Dante se levanta, mueve su cuello de lado a lado haciéndolo tronar. Tiene en su rostro oculto, una sonrisa grande, la cual se borra al momento que el presentador dice que habrá un descanso de diez minutos antes de la pelea.

La gente aprovecha para comer, conversar, ir al baño y reposar sus ojos de los combates.

FIN DEL CAPITULO 10

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons