Follow by Email

lunes, 10 de octubre de 2016

ExtraVirus Toma 4




ExtraVirus

Toma 4

PRESO

— ¿De verdad crees que es lo correcto? —Pregunta serio.
—Si, padre. —Responde tranquilo.
— ¡Es un asesino!—Dice con la esperanza de que entienda.
—Pero tiene lo necesario, y lo necesitamos. No podemos darnos el lujo de desperdiciar.
—Está bien. —Responde aceptando la decisión de su hijo.

Kuric esta vestido con una camisa blanca, pantalones negros y zapatos de igual color. Esta frente a la prisión de la ciudad LAST, la prisión Island. Conversa con uno de los guardias, le muestra su identificación: Kuric Miroska-20 años. Kuric entra a la prisión, camina y observa a los reos comiendo en la mesas de acero. Le pregunta al guardia como son las cosas aquí, él le responde que es como cualquier prisión. Los reos reciben capacitación para mejorar, así mismo también reciben estudios para lograr conseguir un trabajo al salir. Están separadas las mujeres de los hombres, y por lo tanto nunca se juntan, lo que causa dolor en los que son activos sexualmente y que por ello son normales las violaciones, pero que eso también es parte de la penitencia, pero solo son permitidas en las noches, cuando no hay guardias.

Sentado y alejado de todos, hay un chico de 18 años leyendo un libro, es la persona que Kuric ha venido a buscar. Su nombre es Julix Triszkov, nació y vivió en los barrios bajos, en la zona donde era vendida la droga. Desde niño aprendió a pelear, su madre le enseño, debía poder defenderse en esas duras calles, y aprender el arte del cuchillo le sirvió de mucho. Su madre era una prostituta, y nunca conoció a su padre, ya que murió poco después de su nacimiento. El dinero de la paga y propinas de su madre no era suficiente para comer todos los días, por lo que necesitaba robar, y a veces matar para obtener más dinero.

Siempre fue un niño con una apariencia muy femenina, era confundido todo el tiempo con una niña y algunas veces uso eso en su favor. Se dejo crecer el pelo largo, y engañaba a los demás niños para robarles dinero, drogas o algo que pudiera vender a la anciana Lethea. Al crecer ya no podía usar más esos trucos, pero su rostro siguió siendo fino. Julix es muy hábil con los cuchillos, y también con las armas. Su madre murió por una serie de enfermedades, entre ellas enfermedades venéreas. Su vida no fue solitaria, se convirtió en un don Juan, tenía muchas mujeres sobre él. Se volvió el líder de la pandilla de su zona, lo logro derrotando al líder en una pelea de cuchillos, desde entonces se enfrento contra otras pandillas, para defender su zona. Un día, decidió salir de los barrios bajos, se aventuro en la ciudad, intento robar una tienda, pero no le fue bien. El propietario lo detuvo apuntándole con su escopeta, las puertas se cerraron y el no pudo salir. Entonces se arriesgo, ataco al dueño que ya había llamado a la policía, lo ataco lanzándole un cuchillo en su frente, no le dio tiempo de disparar. Aun así no pudo salir, y fue capturado y encarcelado.

Su vida en la cárcel se veía difícil, era un solo un joven que apenas cumplió la mayoría de edad, y por culpa de su apariencia, sería el blanco de todos los presos solitarios. Tenía mucha razón en sus miedos, en el primer día fue rodeado por 3 sujetos, pero Julix no se dejo, era lo suficientemente hábil para evadir sus ataques y contraatacar con velocidad. Un preso chino le tira una patada con la derecha que el agarra velozmente y usando su pierna izquierda derriba de una patada ayudándose con un movimiento de manos empujando el cuerpo de su enemigo al suelo. Judo Básico. A otro lo derribo a puñetazos en la garganta. A un tal Novakov lo derribo a rodillazos en la cara; Así logro derrotarlos, y se hizo respetar, ahora nadie se acerca a él, y cualquiera que lo haga será derrotado por sus veloces golpes. También hubo problemas con los guardias, Julix se negaba a seguir las reglas, era demasiado rebelde y muchas veces recibió palizas, pero el joven tenía una gran resistencia al dolor, derivada de los golpes que sufrió desde pequeño. Los ingenuos que intentaron violarlo después de las golpizas, pensando que estaría débil, murieron por su mano.

Un día antes de la llegada de Kuric, un nuevo recluso entro, era alto, musculoso, venia de Nigeria. Julix sabía que él no podía derrotarlo, si el trataba algo no podría defenderse. El negro se levanta y se dirige a él, Kuric quien recién ha llegado se queda observando.

—Julix ¿Eh? De verdad pareces una mujer. —Dice sonriente.
— ¿Qué quieres gorila?
—Jajaja.
—Los guardias están aquí.
—Lo sé, no podre violarte obviamente, pero si podre demostrarte que te pasara si me desobedeces, ellos no se meterán en una pelea, así es como nos des estresamos, no hace bien.
—Eres escoria negro. —Responde Julix sonriendo.
—Parece que tu boquita no está por nada.

El puño derecho del nigeriano se dirige al rostro de Julix, el se deja caer de espaldas, rueda y se aleja rápidamente de él. El preso va a atacarlo otra vez, Julix es más rápido y evade cada golpe que este da. Luego de esquivar un derechazo lo patea en los testículos, el preso se agarra sus más preciados amigos, levanta la mirada molesto. Todos los presos gritan emocionados.
El preso sigue intentando golpear a Julix, pero él lo sigue esquivando con facilidad. El preso agarra una mesa y se lo lanza, Julix evade rodando, agarra una silla y lo golpea con ella. Los policías miran mientras hacen apuestas. El golpe de silla no le dolió al negro.

—Mierda, este tipo es bastante resistente. No será suficiente con mi velocidad. —Se decía Julix sintiéndose en mucho peligro.

Kuric decide que fue suficiente, da un salto, aterriza y le da un derechazo al negro y lo manda a volar. Todos se sorprenden por la facilidad que tuvo para mandar a volar a un tipo de 2 metros con más de 110 kilos. Julix está con la boca abierta, Kuric se acerca a él pero el preso corre asustado. Luego de atraparlo, Kuric le explica la situación.

— ¿Por qué yo? —Pregunta confundido, pues no se considera la gran cosa.
—Tienes más resistencia de lo que crees. Te han hecho exámenes ¿no? Eres compatible.
—No sé si deba hacerlo.
—Podrás salir de aquí, acaso no te gustaría.
—Al menos aquí tendré una posibilidad de poder salir y vivir una nueva vida, pero si me alisto en eso que tú me pides, es muy posible que muera.
—Aun si sales, conseguirás un trabajo simple, en cambio si te unes a los cazadores Edge, ganaras mucho dinero y vivirás una vida de comodidades.
—Hummm, supongo que suena tentador. —Dice pasando su dedo índice por sus labios.
-¿Entonces?
-Está bien, me uno.

Julix está en la cama de acero, el frio no le molesta, esta acostumbrado. Aun así, está asustado, Kuric no le dijo que la cirugía dolería tanto, recién se entero gracias a los doctores, intenta escapar pero no puede, está siendo retenido por las esposas. Grita con fuerza y pregunta porque no pueden usar anestesia, le responden que se necesita estar despierto para que las micro maquinas se fusionan con el sistema nervioso en su totalidad. Julix siente el intenso dolor de las maquinas penetrando su cuerpo, ya con solo ver las agujas gigantes estaba muy asustado. Sus gritos no son tan fuertes como lo esperado, esta acostumbrado al dolor, pero aun así es demasiado, y está a punto de desmayarse, pero logra mantenerse despierto hasta el final.

Luego de ser secado por la enfermera, se levanta de la cama, Kuric entra a la habitación para felicitarlo, Julix se levanta enojado e intenta golpearlo, pero Kuric detiene su puño, el cuerpo del nuevo cazador aun esta débil.

— ¡Maldito! ¿Por qué no me dijiste que dolería tanto? Cuando me recupere ya verás. —Avisa enojado y vengativo.
—Me alegra que soportaras la cirugía. Ahora eres parte de los cazadores Edge. Sin embargo, aun eres un criminal, por lo que estarás bajo mi total supervisión.
— ¿Qué? —Pregunta sorprendido.
—Si haces algo contra las reglas, puedes regresar a la cárcel, así que será mejor que hagas todo lo que te diga. ¿Entendido? —Le dice dominante.
—Claro, entendido…—Susurro: Te matare mientras duermes.
— ¿Qué fue eso?
—Nada, nada en lo absoluto mi capitán. —Dice haciendo un saludo militar.

Julix comienza a vivir con Kuric, el debe mantenerlo vigilado todo el tiempo. Julix está en su cama, inquieto, espera que la respiración de Kuric baje lo suficiente para saber si se quedo dormido. Se ha levantado, camina hacia él, la respiración ha bajado, empuña un cuchillo de la cocina pero se detiene, se da cuenta que si lo hace, volverá a estar preso, es seguro que no podrá escapar de este edificio, decide no hacerlo, se echa a dormir, Kuric sonríe y luego deja de pretender y decide dormir. Al día siguiente, Kuric lo lleva al gimnasio, Julix necesita mejorar sus habilidades con las armas de fuego y blancas.

—Seré tu maestro desde hoy. —Dice Kuric poniéndose una camiseta negra.
— ¿Qué? No puede ser. Está bien, que tal si primero entreno mi puño… EN TU CARA.

Julix atacar a Kuric, pero él lo evade y con una maniobra de Judo lo tira al suelo y lo somete.

— ¿Cómo es posible? ¿Acaso no tenemos la misma fuerza y velocidad? —Dice enojado.
— ¿Qué te hace pensar eso? —Pregunta Kuric confundido.
—Ambos somos cazadores.

—Pero yo soy de segundo rango y tú de primero, mis habilidades físicas son superiores a ti y a los de tu clase. No podrás derrotarme.
— ¡Maldición! —Grita Julix golpeando al suelo.

Pasan las semanas y Julix mejora rápidamente, ha aprendido a hacerle caso a Kuric, a pesar de odiarlo sabe que si no fuera por él, seguiría en la cárcel. Después de un mes, es integrado a los cazadores oficialmente, ahora gana mucho dinero a pesar de no trabajar todavía, pero debe seguir viviendo con Kuric. Han salido a su primera misión, los animales de una granja en las afueras de la ciudad han desaparecido.

Al llegar al lugar, no se ven restos de saqueo, es obvio que han sido succionados como los otros. Por ello han decidido entrar bajo tierra, exactamente bajo la granja, puede haber una madriguera, y si consiguen destruirla, la humanidad habrá dado un golpe fuerte a su enemigo. Julix está asustado, no es muy valiente que digamos, si fueran pandilleros estaría tranquilo, pero son bestias, monstros que pueden devorarte sin problemas. Kuric le dice que tenga más confianza en sí mismo, que ahora es un cazador Edge y podrá matarlo con su lanza y pistolas.
Un fuerte olor invade las fosas nasales de ambos, han llegado a una madriguera. Observan huevos gigantescos, medianos y pequeños; Se cuentan 46. Se pregunta qué demonios es eso ¿Es así como se reproducen? ¿Todos o solo algunos? Julix se sorprende al ver uno de los huevos moverse, es uno de los grandes, se ha agrietado y un gato sale de él. Es un felino en su totalidad, los radares no demuestran que lleve otro tipo de ADN.

—Los únicos mamíferos que ponen huevos son el equidna y el ornitorrinco. —Dice Kuric.
—Pues eso es un puto gato. —Responde Julix apuntando a la bestia.
—Yo me encargo de él, Julix destruye los huevos. —Ordena Kuric.
—No me des órdenes. —Grita Julix.

Kuric evade la garra del enorme gato y le deja una herida con su espada. El gato salta por las paredes de la madriguera, lo hace a una enorme velocidad, Kuric mantiene los ojos bien abiertos, no parpadea por ningún segundo, espera el momento para cortarle una pierna, ya que su velocidad es demasiada para soñar con decapitarlo al primer ataque. Julix apuñala con su lanza los huevos, los fetos son destruidos y una baba asquerosa y apestosa se derrama de cada uno de ellos, y Julix no logra evitar su asco y vomita. El gato ha recibido un corte en su estomago, ha pasado de largo a Kuric, se dirige al más débil. Julix se defiende como puede y logra apuñalar ligeramente al gato, pero la lanza no sale de su cuerpo, se ha quedado atascada. El gato ataca con su garra derecha pero le es arrebatada, la espada de Kuric vuelve a blandirse y lo decapita.

—Bien hecho, Julix.
—Claro… —Responde sin aliento.

De vuelta en casa, Julix le agradece por haberlo salvado, y le dice que recibirá todas sus órdenes. Kuric lleva una muestra de un huevo al laboratorio, es estudiado, y encontraron un material único, proveniente del meteorito, nunca habían visto algo como eso, pero les dio la pista para encontrar más madrigueras. Así, los cazadores comenzaron un ataque, los radares ayudaron a encontrar otras madrigueras, muchos más huevos fueron destruidos, se investigo una vez más el bosque que fue succionado de su vida, pero no se encontró nada. Aun así la humanidad había conseguido una oportunidad de tomar la delantera, y no sería desaprovechada.

HA COMENZADO EL CONTRAATAQUE

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons