Follow by Email

domingo, 2 de octubre de 2016

God of the Elements capitulo 13






CAPITULO 13

ARCO: TORNEO DE DOJOS

PARTE 5

DOJO AMAZING VS DOJO GALAXI

RIN OKIGAWA VS KENSHIN=

IDIA MURPHY VS YEN-LIN-HO=

MAURO MARCELO VS NATSU=

La presentadora se retira, decepcionada, pues también quería ver de cerca a Kenshin. El presentador anuncia la entrada de Rin Okigawa y de Kenshin Odowa, ambos capitanes. Las fans enloquecen, sus gritos causan la molestia de Kenshin quien las ignora. Había algo raro en Okigawa Rin. Parecía demacrado y exhausto. Estuvo toda la noche buscando insectos. Es un fan de ellos, y quiere convertirse en un gran entomólogo. A pesar de ser el capitán, es el más joven y el más débil del equipo, y su derrota fue rápida e indolora.

Idia Murphy. 17 años. VS. Yen-Lin-Ho. 16 años.

La siguiente batalla será entre Idia Murphy y Yen lin ho. Idia es negra y de cabello largo y ondulado, su rostro es inocente y se ve muy asustadiza. Viste con pantalones cortos pero medias muy largas, también lleva una camiseta de manga corta sobre otra de manga larga. Yen li ho tiene los ojos rasgados, lleva su cabello negro amarrado en dos moños que parecen orejas de gato. Sus ojos tienen maquillaje de color morado oscuro, haciéndola ver temeraria. Esta vestida con un Qipao rojo con detalles en forma de luna creciente. La mirada de los hombres se clava en ambas. Son muy atractivas y cada una tiene una apariencia totalmente opuesta.

El domo se cierra, la campana suena y la batalla da inicio. Es un encuentro de agua vs fuego.

Idia ataca primero lanzando un chorro de agua de gran presión desde sus palmas. Yen las evade sin mucha dificultad, confía mucho en su agilidad. Idia respira y sopla una gran cantidad de agua, es demasiada como para poder evadirla, entonces Yen sopla mucho fuego, pero no es capaz de evaporar el ataque contrario y termina recibiendo el ataque directamente.

Yen se levanta del suelo, escupe sangre y evade la patada derecha de Idia agachándose. Luego de agacharse contraataca con una patada baja que hace perder el equilibrio a Idia, pero ella logra defenderse creando una barrera de agua. Es claro quién tiene más experiencia, pero Yen da una mirada rápida a Kenshin, lo ve molesto y entonces se concentra aun más.

Idia crea esferas de agua a su alrededor, las mantiene listas para ser disparadas. Yen lin ho cubre sus puños con las llamas, al igual que sus pies, al igual que su cuello y cintura. Yen golpea con su taco derecho el suelo, sopla vapor, esta vez detiene su taco, pone completamente su pie derecho en el suelo y sale impulsada a gran velocidad, pero las esferas de agua la atacan, aun así, ella las evade volando hacia adelante, cada vez mas alto, hasta llegar a la espalda de Idia para atacarla con una bola de fuego. El ataque se dirige a gran velocidad hacia Idia, pero ella pisa el suelo y un muro de agua se crea y la protege, causando la molestia de Yen-Lin-Ho.

Luego de bloquear el ataque rival, Idia lanza un chorro de agua a presión de su palma derecha, era delgado pero se veía poderoso, Yen pensó contraatacarlo con una patada, pero el chorro se organizo de tal forma que compuso una mano, una mano gigante que atrapo a Yen, para luego lanzarla contra el suelo. La arrojo con tal fuerza que el cuerpo de Yen reboto, y en ese instante, la mano la volvía a atrapar, repitiendo el proceso una y otra vez. Idia no se conformo con eso, gasto más energía pero convirtió la mano de agua en hielo, haciéndolo más poderosa.

La batalla finalizo con Yen inconsciente, y con Idia severamente agotada… O al menos, eso parecía. Yen se levanto, no solo Idia si no todo los espectadores estaban sorprendidos, bueno, casi todos, nadie en el Dojo Galaxi parecía asombrado. Kenshin tenía los ojos cerrados, como si solo esperara la victoria de su compañera.

—Me alegro de entrenar todos los días con Kenshin—Comienza Yen—Los golpes de su espada de madera recubierta con su elemento sí que son muy dolorosos. Pero, gracias a eso, mi cuerpo, que parece frágil, es muy resistente. Dime Idia ¿Aun puede pelear?

Idia está muy cansada, gasto mucha energía, debió haber ganado, y ahora, no tiene posibilidades contra la joven que se acaba de levantar. Aun así, subió los brazos, los cubrió de agua y ataco. Y fue noqueada por una sola patada al rostro.

La gente comenta lo fuertes que son los del Dojo Galaxi. Parecen haber mejorado mucho después del torneo anterior. Todos están seguros de que es Kenshin el responsable de esa gran mejora, no es desconocido el gran esfuerzo que le pone a entrenar.

Los entrenamientos en el Dojo son muy difíciles. Kenshin golpea a todos con su espada de madera, buscando fortalecer sus cuerpos. Los alumnos están sometidos a entrenamientos rigurosos como: Moverse llevando consigo mucho peso, pelear llevando mucho peso, recibir fuertes golpes, golpear materia solida y dura. El uso elemental solo se usa al mínimo, por ello, muchos vomitan o se lesionan, pero los que quedan, ellos, esos, se convierten en bestias.

Idia tiene la mirada baja, Mauro Marcelo se acerca a ella. Le pone la mano, cuan grande es sobre su cabeza y la acaricia diciéndolo que él se encargara de seguir representado al Dojo.

Mientras sube la escalera, la gente comenta sobre lo alto que es ese chico. Sus piernas son largas y a pesar de ser delgadas, se ven firmes. Mauro Marcelo tiene el cabello corto, una mirada decidida. Su piel es morena, casi negra. Esta vestido con una camiseta, pero se la quita, dejando ver un cuerpo perfectamente trabajado. Sus músculos son firmes y no son demasiado grandes, es más, su cuerpo es delgado. No hay nada de grasa extra en ese joven de un 1.90.

— ¿De verdad es un adolecente? —Se preguntan los espectadores.

Mauro ya había participado, tiene 17 años y este será su último torneo. Siempre fue alto, pero en este último año, ha crecido mucho, y parece que aún le queda más camino que recorrer. Sube al ring, comienza a longar, tiene puesto unos pantalones cortos de color marrón.

Su rival es Natsu Hrustic. Su cabello le cubre el ojo derecho. También tiene 17 años, su cuerpo es diferente al de Mauro, es corpulento, sus brazos son bestiales. A pesar de los quince centímetros de diferencia, Natsu se ve tranquilo, confiado.

Mientras el réferi se prepara para tocar la campana, Mauro Marcelo piensa en lo mucho que se ha esforzado, en lo mucho que trabajo, día y noche, para poder lograr su nivel actual. Esta decidido, decidido a ser campeón. La campana suena y Marcelo no pierde tiempo, su velocidad es sorprendente, y su agilidad esta a la par. La patada voladora de Mauro es detenida por el poderoso brazo derecho de Natsu. Luego de bloquear, Natsu golpea al estomago de Mauro cuando aun no aterrizaba, mandándolo hasta el techo del domo.

— ¿Creías que estos chicos malos (mirando sus brazos) eran solo para presumir? —Decía Natsu mientras Mauro se levantaba con gran dolor después de caer del techo del domo. —No creas que eres el único que se ha entrenado como loco. Cargar todo ese peso, recibir los ataques de Kenshin incluso mientras duermo, todo eso me ha hecho lo que soy.

Natsu agarra a Mauro de la cabeza y comienza a golpearlo con todas su fuerzas en el rostro. La nariz de Mauro Marcelo se rompe y sangra, Natsu lo tira, asqueado.

— ¿Eso es todo lo que puedes hacer, bailarín? —Grita Natsu molesto.

Mauro se levanta, se limpia la sangre, libera su energía natural en sus extremidades. Natsu sonríe y lo imita, sus brazos se ven cubiertos de la misma luz blanca. Mauro vuelve a atacar, da volteretas y con cada una de ellas se acerca cada vez más al punto débil de Natsu, sus piernas.

Mauro pone sus manos en el suelo y ataca con patadas bajas, pero Natsu las evade saltando, y estando en el aire lanza dos grandes rayos de luz de sus palmas, pero Marcelo las bloquea con un escudo hecho de energía. Mauro se da cuenta de que se equivoco, las piernas de Natsu también son poderosas. Marcelo suspira, se prepara y se vuelve a lanzar al ataque. La agilidad de sus movimientos molestan a Natsu, le es difícil bloquearlas por lo rápidas que son, pero está bien, aun no recibe golpes.

Marcelo se va cansando cada vez más, a pesar de tener piernas tan largas, no puede conectar un solo golpe al cuerpo ni a la cabeza. Sus saltos y piruetas no le están sirviendo. Después de aguantar mucho, el joven de brazos musculosos decide ir en modo ofensivo. Mauro no puede hacer nada más que bloquear los rápidos y potentes golpes de su rival. Mauro Marcelo expulsa gran cantidad de energía, logra hacer retroceder a Natsu, desequilibrarlo, y con lo último que le quedaba, conecto una patada voladora derecha al cuello desprotegido de Natsu, pero no pudo derribarlo.

Marcelo cae exhausto, Natsu sonríe, mostrando sus grandes dientes blancos. La campana suena, la batalla ha finalizado. Natsu baja del ring mientras Marcelo se lamenta.

DOJO AMAZING VS DOJO GALAXI

RIN OKIGAWA VS KENSHIN=KENSHIN

IDIA MURPHY VS YEN-LIN-HO=YEN-LIN-HO

MAURO MARCELO VS NATSU=NATSU

PASAN: Todo el Dojo Galaxi.

Se hizo otra pausa a la espera de los octavos de final.

Los tres participantes del Dojo Galaxi, conversan entre ellos, están tranquilos. Y lo estuvieron, hasta que alguien se les acerco. Tenía una capucha que le cubría hasta los ojos, pero una trenza roja se lograba ver cayendo por su hombro izquierdo, trenza que agarra y esconde en la capucha.















— ¡Impresionante! Son el único Dojo que no ha perdido gente—Dijo el de capucha con una voz alegre—De verdad son increíbles—El tono de voz cambia a uno arrogante y dice: Es una lástima que no pueda cargarme a los tres juntos. Bueno, a veces se puede y a veces no.

El de la capucha se retira, saca una manzana de su bolsillo y la come con calma. El grupo de Kenshin está seriamente enojado por las palabras tan arrogantes de ese sujeto. En especial Natsu, ya que el noto que los ojos brillantes de ese sujeto estaban dirigidos a Kenshin. Y fue Kenshin el único que dio cuenta de que era un magno, ya que esas esferas brillantes que eran sus ojos ante la oscuridad de su capucha, eran de diferente color.

—No se preocupen—Dijo Kenshin—Pagara por su insolencia.

Mila regañada a Dante en su regreso, golpeando en la cabeza. Después del golpe, Dante recibe otro ataque, Minaya salto sobre él y lo abrazo con fuerza. Una mujer negra esta frente a ellos, Minaya siente un poder maligno y se levanta para luego darse vuelta.

—Hola Mamá. —Dijo asustada.

La mirada de la mujer era de temer, quería saber quién era ese sujeto. Minaya se apresuro a decirle que es el chico de que siempre le habla, Dante Magno. Ante la nueva información, la mujer cambio su mirada a una tierna y abrazo a Dante con una fuerza que no tenía nada de que envidar a Minaya. Dante miraba a sus amigos pidiendo ayuda, pero ellos ya se habían ido.

Por horas, Dante tuvo que soportar las palabras de ambas mujeres. Quería irse, más que nada en el mundo, los constantes parloteos de ambas eran irritantes. Su ojo derecho hacia constantemente un guiño, que era muestra de su molestia. Finalmente la conversación se detuvo por el anuncio de la última batalla antes de los cuartos de final. Dante finalmente pudo librarse, y salió corriendo a toda velocidad directo a su asiento.

Se anunciaron a los participantes de los octavos de final.

Dojo Slaughter: Kayo y Ederno.
Dojo Galaxi: Kenshin. Yen li Ho y Natsu.
Dojo Ying Yang: Teatos y Minaya.
Dojo Mazur: Athit.
Dojo Arcade: Julia.
Dojo Vacio Blanco: Xenea y Amsen.
Dojo Súper Punch Kick: Yuka.
Dojo Selvaggia: Rajmein.
Dojo Tsubame Gaeshi: Mila y Dante.

El número es impar, por lo tanto los perdedores se enfrentaran en un todos contra todos.
Todos atacaban sin controlarse, querían reivindicarse. Caían tras fuertes golpes y se levantaban, escupían sangre, sus huesos se fracturaban pero ellos seguían en pie. Hasta que al final solo quedaron tres: Zicarus. Mauro Marcelo y Ayube. Zicarus ya no usaba su traje chino y solo usaba un pantalón negro. Mauro ya no usaba un short y tiene puesto un típico pantalón blanco.

Ayube es el que esta más cansado, pero sus otros dos oponentes se han centrado en ellos mismos. Han decido que él no es importante. Mientras ellos pelean, Ayube mira al suelo, suda a mares y sus músculos le duelen, cada vez es más difícil respirar. No solo es el cansancio y el dolor, se siente impotente, no solo es el único del Dojo que ha perdido, sino también el hecho de que sus oponentes lo consideran basura. Cae de rodillas, ya no escucha nada, sus propios pensamientos lo abruman, se ha distanciado del mundo.

Zicarus tiene sus puños recubiertos con viento, Mauro Marcelo tiene sus pies recubiertos con su elemento natural. Ambos están muy desgastados como para poder usar más energía. Ellos se miran fijamente. Zicarus ataca con puñetazos rápidos pero sin fuerza, Marcelo logra evadirlos haciendo volteretas de lado, alejándose de su rival. Marcelo mueve su pie derecho hacia atrás al mismo tiempo que su brazo izquierdo, hace lo mismo con su pie izquierdo y brazo derecho, a pesar de estar cansado logra hacerlo constantemente. Zicarus no sabe si es buena idea acercarse, pero sabe que no puede más y debe actuar ya. Zicarus se acerca rápidamente pero no pisa firme al estar demasiado cansado, por lo tanto tropieza cayendo de rodillas y en ese instante recibe una patada zurda en el rostro que lo deja inconsciente. Mauro Marcelo había puesto ambas manos en el suelo luego de girar dándole la espalda a su rival por un instante, había elevado su cuerpo y ataco con una patada zurda ascendente (Meia Lua de Compasso)

Mauro Marcelo observa a Ayube. Mila no deja de gritar pidiéndole que se levante, pero Ayube no oye nada, lo único que escucha es una voz en su cabeza que repite: “Eres un perdedor. Mila y Dante han logrado pasar, tú eras el número uno del Dojo y ahora estas rezagado. Eres escoria, si no puedes aprovechar tu segunda oportunidad no eres nada más que basura”

— ¡Cállate! —Ha gritado Ayube mientras se pone de pie. Sus ojos están llenos de furia. —Tal vez sea el más débil, tal vez me falta mucho mas entrenamiento, pero ¡No caeré sin pelear!

















Ayube está de pie, sus ojos están más calmados. Mila sonríe esperanzada, Dante sonríe, no porque crea que Ayube ganara, solo sonríe porque sabe que perderá, y sabe que Ayube es consciente de que perderá, y aun así, no se ha rendido y está de pie. Está orgulloso.

Ayube carga su energía internamente, no tiene suficiente poder para hacer una liberación. Corre hacia su rival, Mauro lo espera quieto, tranquilo. Mauro Marcelo procede a hacer una Rasteira y se aleja de Ayube, para luego atacarlo con una patada a la espalda. Ese ataque era suficiente para tumbar al ya muy débil cuerpo de Ayube, pero él se ha puesto de pie una vez más. Los puños de Ayube muestran signos de electricidad, el esta forzado su elemento a manifestarte cuando su cuerpo ya no puede soportarlo. De pronto, el encapuchado Dante aparece en medio del ring.

— ¿Eres idiota? —Grita Dante ante la mirada atónita de su hermano. —Puedes morir si así lo deseas, no me interesa, pero no dejare que arruines tu carrera como elementalista. No dejare que tires todos los años de entrenamiento por la borda, no dejare que desperdicies tu vida.

Ayube se tranquiliza, la campana suena y Mauro Marcelo será el concursante numero 16.

Sentado en la banca, Ayube tiene la cara tapada con una toalla. Mila lo tiene agarrado de la mano, el maestro Zackye le está dando un sermón. Finalmente Ayube se levanta, se disculpa con Mila y su maestro. Se paro frente a Dante y cerró los ojos para luego pedirle que lo golpee. Dante se levanta y lo golpea en el estomago. Ayube le agradece y se disculpa.

FIN DEL CAPITULO

NEXT: Los octavos de final.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons