Follow by Email

jueves, 13 de octubre de 2016

Snow Fight: Chapter 4




CHAPTER 4

¡YO SOY VANESSA!

Vanessa se ha levantado, estuvo todas las noches pensando y apenas pudo dormir, pero aun así se siente muy enérgica. Ella siempre ha tenido una gran capacidad física. Entra a la ducha y se baña con agua fría, así estará más motivada. La semana ya ha pasado, y aun no se siente segura, pero hoy, después de clases comenzara el partido.

Atiende las clases de matemáticas y de ciencias pues son sus favoritas, pero en las otras casi no puso mucha atención pues seguía pensando en si de verdad funcionara. Ella se tiene mucha confianza, pero no cree mucho en su equipo, por más que ella quiera hacerlo.

Las clases han finalizado. Ella esta parada en el campo de nieve, su equipo llega después de ella.

—Espero que no se hayan olvidado—Dice seria. —Tenemos que ganar.
— ¡Sí! —Dicen todos al unisonó.

Dina ha llegado con sus cinco soldados del grupo AC. El equipo zorro rojo va a sus posiciones. El equipo liebre roja, recién formado hace dos meses por Dina, se prepara.

El campo será solo de 300 metros de largo y de ancho, ya que solo es un duelo sin importancia. A pesar de carecer de importancia, algunos alumnos están observando desde los edificios de la academia. El campo tiene dos líneas de 10 casas pequeñas en altura pero de dos metros de largo, una detrás de otra; y separas por un metro. Una línea está en la derecha y la otra en la izquierda. En el final y antes de cada línea de casas, hay 20 especies de barras pasamanos, colocadas obviamente en forma horizontal. Solo que cada una de las barras está muy alejada una de cada una (un metro), forzando al jugador a balancearse. Avanzar por esas barras es la única forma de alcanzar la manija sobresaliente en lo alto de una casa grande (que tiene una escalera pequeña en lo alto) que está al final de las barras de cada lado. Llegar a esa casa es vital para poder llegar con facilidad a la base contraria, ya que no se tiene que enfrentar con los que impidan el paso.

Cada base está protegida por un muro de nieve de metro y medio del alto y tres metros de largo. Además de ser protegida por los Base Protector.

En el campo también hay varios árboles gruesos distanciados uno de otro, y muchas montañas de nieve. Además hay grandes bloques de hielo donde los jugadores pueden resguardarse.

Dina habla con su grupo.

—Vanessa es la única con capacidades, y me duele decirlo. Así que su equipo se quedara protegiendo la base mientras es ella la única en atacar. Por esa razón, todos estaremos esperándola lejos de la base, así podremos derrotarla con mayor facilidad, porque aunque me duela admitirlo, ella es jodidamente hábil. Entonces, cuando ella caiga, su equipo se verá abrumado por nuestra experiencia, y si lo sé, solo llevamos un par de meses, pero ellos solo llevan algo más de una semana. Son presa fácil. ¡Acción!

El juego ha comenzado. Dina espera con sus cinco jugadores el ataque de Vanessa. Se siente que alguien se acerca y efectivamente es Vanessa. Ella viene corriendo con su cinturón con sus 6 bolas de nieve y el bate en su mano derecha, mientras tiene en la espalda (en una funda) la bandera. Dina levanta la mano y grita: “Ataquen” Las bolas de nieve son lanzadas, pero Vanessa sigue corriendo y justo cuando todas están a punto de caer, ella se desliza hacia adelante causando que todas las bolas caigan atrás de ella.

Todos se sorprenden por su capacidad de reacción.

Dina se enoja y antes de que pudiera gritar “ataquen” el resto del equipo de Vanessa comienza a atacar lanzando muchas bolas de nieve rápidamente. La precisión de los ataques no es la mejor, pero la gran cantidad y la velocidad con la que son disparadas es increíble. Dina logra visualizar que la velocidad y la técnica con que las arman son similares a las de “Metralleta” Irina. El equipo libre roja se ve abrumado por los ataques y no tiene ni tiempo para huir pues están muy sorprendidos.

Vanessa ha subido por la escalera pegada a la primera casa y ya está en el techo, Dina la logra ver y se asusta al observa la velocidad con la que avanza de casa en casa.



— ¡Mierda! —Piensa Dina. —Todos sus compañeros están abrumando a mi grupo con sus ataques. Esa zorra se dirige a la base y yo que soy la Base Taker de mi equipo no puedo hacer lo mismo pues… ¡Joder! ¡Ella es más rápida que yo! Ella llegara antes en una carrera, entonces solo puedo seguirla y tratar de detenerla.

Vanessa está en la casa 8 y Dina le lanza una bola de nieve, pero Vanessa mueve su cabeza al lado contrario de donde viene el ataque y lo evade.

— ¡¿Qué?! —Piensa Dina. — ¿Qué tantos reflejos tiene esa maldita?

— ¿Ah? —Se pregunta Vanessa— ¿Me tiraron una bola?

Ella no se había dado cuenta del ataque, solo movió su cabeza pues le pareció ver a Dimitri entre la gente.

Finalmente Vanessa llega a la casa 10, guarda el palo en la funda y saca la bandera, bandera que pone en su boca, y comienza a moverse barra en barra a gran velocidad. Dina corre tras de ella y no para de lanzarle bolas de nieve que no conectan.

En el campo, el equipo zorro rojo sigue atacando sin cesar. El equipo libre roja están cubriéndose en los bloques de hielo y en los arboles, pero no pueden salir pues los ataques siguen llegando. El equipo de Vanessa esta cada vez mas cansados, pero es lo único que deben hacer. En toda la semana practicaron una y otra vez esto, siguieron el plan de Vanessa y imitaron como pudieron los movimiento de Irina en el video que vieron, y ahora, después de pasar mucho tiempo entrenando, han logrado hacerse lo suficientemente buenos para detener a un enemigo de igual o con algo más de experiencia.

Dina se está acercando, está esforzándose mucho para alcanzarla y sigue lanzando las bolas de nieve, pero ahora Vanessa las evade cambiando se posición su cuerpo cuando llega a una barra, y luego rápidamente va a la siguiente. Dina se enoja más y lanza bolas de nieve con ambas manos, su precisión ha bajado pero ahora tiene más potencia, pero la potencia no sirve sin precisión. Vanessa acelera el paso y pasa de barra en barra balanceándose con una sola mano, causando las sonrisas del público quien la aclama como una gran jugadora.

— ¡Mierda! —Dice Dina—Solo he visto a mi hermano y a otros pocos haciendo eso.

Vanessa llega a la ultima barra, mientras en el campo el equipo zorro rojo ha eliminado a dos, pues María se movió rápido de árbol en árbol lanzado sus bolas justo cuando el ataque cesaba y el equipo liebre roja pensaba que tenían oportunidad de salir. Todo va según el plan. Vanessa ha alcanzado la manija pero recibe una bola de nieve en la cabeza, pues Dina se calmo al ver a su hermano en el publico y mantuvo la cabeza fría al lanzar su ataques, pero eso no derribo a Vanessa, quien solo movió su cabeza de lado a lado a gran velocidad y escalo las escaleras cortas y llego al techo.

En el techo vino lo más difícil para ella, deslizarse por un tobogán de agua helada. Dina corrió como pudo hacia la base, pero ya era tarde, Vanessa salió del pequeño rio donde terminaba el tobogán y clavo rápidamente la bandera mojada en la base. El partido termino. Dina no lo podía creer. Ella no hubiera confiado en que sus compañeros podrían retener al rival con tan poca experiencia. Aunque, el verdadero problema es que Vanessa es demasiado hábil.

Vanessa sube al muro y grita con fuerza.

— ¡Yo soy Vanessa! ¡La mejor jugadora de Snow Fight!

Todos la aplauden, ella es la razón de la victoria.

Todo salió como fue planeado. Vanessa sabía que Dina es hábil y que su equipo no podría detenerla, pero también sabía que ella la odia y que la seguiría para probar que es la mejor. La estrategia funciono, pero esto no será así siempre. Sabe que no se puede depender de ella todo el tiempo, pero sonríe, pues si por esforzarse, su equipo logro lo que ella les pidió, en dos meses, podrían convertirse en buenos jugadores.

—He perdido. —Dice Dina cabizbaja, ante Vanessa.
—Te lo dije zorra—Responde siniestra. — ¡Yo no pierdo!
—Ja. —La próxima, será diferente.

Dimitri aprieta los puños, la chica que lo acompaña (Irina) lo observa como nunca lo ha visto antes. Deseoso de algo. Ella noto claramente como Dimitri pasaba su lengua por sus labios, y como sus ojos estaban dilatados por toda la atención que presto en aquella chica. Irina se siente triste pues, el hombre que ama, está loco por otra.

— ¡Mía! —Piensa Dimitri mientras se aleja con los bien abiertos. —Debe ser mía. Debo poseerla pero, ella se niega, se niega, se niega ¿¡Porque!? Nada se me ha negado, siempre he obtenido lo que quiero pero ELLA. Ella se resiste. ¡Lo odio! Odio este sentimiento de impotencia. No poder tenerla me hace sentir enfermo.
— ¿Dimitri? —Pregunta Irina algo asustada por la mirada de su capitán.
—No pasa nada. Regresemos.

Vanessa felicita a su equipo.

— ¿De qué hablas? —Dice María. —Todo esto es gracias a ti.
—Es cierto. —Dice Sergey. — ¡Eres genial!
—Bien, tienen razón—Dice Vanessa. —Soy genial.

Fin del capitulo

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons