Follow by Email

viernes, 25 de noviembre de 2016

ExtraVirus: Toma 6:




ExtraVirus

Continuación del final de la toma 2.

Toma 6

EN MEDIO DEL CONTRAATAQUE

Sebastián empuña dos hachas, tiene frente a él, al Rey. Los soldados le disparan, las balas rebotan, el rey ríe y habla: No dejaremos que tomen la delantera, humanos.
Sebastián no entiende a que se refiere, pero recibe una llamada, le dicen que encontraron una forma de encontrar las madrigueras, y en ese momento entiende a lo que el rey se refiere, pero surge otra pregunta— ¿Cómo saben eso? —Sebastián, corre hacia el rey, evade el ataque de la lengua, da un salto y al mismo tiempo la corta, la sangre brota, el rey ruge, pero el cazador no se deja intimidar, blande su hacha y lastima el rostro del rey, pero entonces es capturado, ambas manos de gorila aplastan su cuerpo, sus gritos son ruidosos. Los soldados disparan bazucas, estas logran desestabilizar al rey y suelta a Sebastián; las nuevas armas funcionan bien. El rey ruge, oleadas y oleadas de híbridos salen de la tierra, los soldados llevan armaduras livianas de titanio, pero esta no son nada para las garras de los topos de dos metros, ni para los colmillos de los osos, perros, leones y guepardos. Muchos soldados pierden sus vidas rápidamente, pero resisten.

Cuatro cazadores de rango guepardo están espalda contra espalda, eran amigos en la escuela antes de pasar por la cirugía. Están rodeados por cuatro cocodrilos de cinco metros.
Los cazadores son: Karma, Jack, Elena y Mirai. Karma es ucraniano, Jack es estadounidense, Elena alemana y Mirai japonesa, todos tienen 25 años. Karma usa una Magnum y un machete, Mirai una metralleta, además de llevar una Katana y dos granadas en su cinturón. Jack usa explosivos además de una escopeta. Elena usa dos espadas. Todas son armas mejoradas.

Karma dispara su magnum contra su cocodrilo, pero apenas lo daña. Mirai dispara su metralleta a su cocodrilo, le da en el ojo derecho y se lo destruye. Jack se sube a la cola de su cocodrilo y comienza a correr por ella, luego salta a la espalda. Desde ahí coloca dos C4 en las escamas, y salta para bajar pero recibe un ataque de cola que lo manda a volar, aun así, desde el suelo, aprieta el botón y el C4 explota dañando severamente al reptil, pero sin matarlo.

Elena usa dos espadas, evade cada mordida saltando de forma lateral y rodando por el suelo, su cocodrilo la sigue atacando con gran velocidad y potencia. La alemana espera el momento correcto para atacar, y ese momento es cuando el cocodrilo calcula mal y se adelanto demasiado, en ese instante, Elena corre rápido hacia su cola y la corta, inmediatamente después corta una pierna, todas los cortes los logros blandiendo ambas espadas al mismo tiempo.

Mirai lanza una granada a la boca de su cocodrilo luego de haber destruido el segundo ojo con más disparos. Luego desenvaina su katana y esta se estira y perfora el cerebro y la dinamita en la punta del arma explota causando la destrucción total del cráneo. 1 menos.

Luego de que el cocodrilo fuera dañado con el C4 y lo remata con disparos de sus escopeta. 2 menos. Elena corta la cabeza de su cocodrilo, matándolo rápidamente. 3 menos. Karma espera el ataque de su cocodrilo, evade y lanza una granada al cuello de su cocodrilo, dañándolo severamente, para luego terminar de cortarlo usando su machete. Todos acabados. El grupo se felicita pero aun es muy temprano, cada vez salen más y más híbridos.

—Hace 5 años apareciste. —Dice Sebastián. — ¿Por qué vuelves ahora?
—Jajaja. —Ríe el Rey mientras su lengua se regenera. —Solo seguía órdenes.
— ¿Ordenes? ¿A qué te referías con “tomar la delantera”?
—Ya deberían habértelo dicho. Hoy, el punto A caerá.

Sebastián no entiende porque tiene dientes de tiburón. Las aguas están protegidas, y no hay nada que diga que han sido contaminados. ¿Entonces como posee esas características? No se lo pregunto hasta ahora, también habían muchos otros que poseían caracterices de animales que no vivían en el bosque A. ¿Cómo han conseguido esos genes? La única forma es que alguien se los entregara, pero ¿Quién? ¿Por qué? Ningún humano haría algo como eso. Decide olvidarlo. Su prioridad es atrapar al Rey.

—Yo. Sebastián López. Cazador de rango Licaón. Capitán del escuadrón de captura A. ¡Te capturare!
— ¡Quiero verte intentándolo!

Sebastián está solo, su escuadrón no está con él. Los 10 cazadores en este punto están ocupados con sus propios problemas, los soldados apenas y puedan dar apoyo. El cazador hace una llamada rápida y pide que su escuadrón venga enseguida y que traigan el contenedor más grande, este fue construido semanas después de que Kuric diera la información. Sebastián cierra los ojos, respira y los abre, preparado a aprenderse los movimientos de su presa.

El rey ataca escupiendo acido, Sebastián evade rodando, debe hacer tiempo, por ello lo evitara los ataques. El rey lo ataca físicamente, sus patas de sapo de permiten saltar y llegar rápido, y sus manos de gorila son demasiado peligrosas, si Sebastián no ataca, morirá tarde o temprano. El cazador aprieta el primer botón en su cuello y mas maquinas son inyectadas dotándolo de mucha más fuerza, además, aprieta los pequeños botones en sus hachas y mejora aun mas sus armas. Las hachas brillan con una luz verde fosforescente, el cuerpo de Sebastián emite vapor.

El rey ataca con puñetazos, pero el cazador corre rápidamente hacia las patadas ya que busca cortarlas, pero el rey no es tonto y se aleja de un salto, aun así, para su sorpresa, Sebastián llego rápidamente hasta el haciendo lo mismo, de dos movimientos la garganta del rey es cortada, y por la sorpresa cae de espaldas. —Ahora no es tan bonito el ser un ser pensante ¿verdad? —Dice Sebastián al subirse en el pecho del rey, para moverse a toda velocidad y cortarle los brazos desde las axilas. La lengua del rey busca atraparlo pero él es demasiado rápido, y lo evade para luego cortarle las patas desde la cintura. La velocidad y la fuerza que usa aquel cazador son sorprendentes.

Las extremidades del rey se están regenerando, pero Sebastián no dejare que eso pase y vuelve a cortar una y otra vez, no dejara que se regenere. La lengua y la nariz de oso hormiguero son las siguientes en ser cercenadas. Los demás híbridos acuden al llamado del Rey, quien grita pidiendo ayuda.

— ¡Mierda! No puedo pelear contra todos al mismo tiempo.

Para la suerte del cazador, su escuadrón llego. Alrededor de 34 personas descendieron y dominaron a los híbridos con sus habilidades. Las formaciones y la manera sincronizada de atacar les dan la victoria. El contenedor cae, Sebastián abre la enorme puerta y agarrado al rey desde la nariz que aun no terminaba de regenerarse, lo carga cuan pesado es y lo lanza dentro, para luego cerrar la puerta. Dentro del ataúd de acero, unas enormes y gruesas cadenas atrapan al rey, quien por más que se mueve, no logra liberarse.

La tormenta ha pasado. Al menos, en el punto A. En los demás puntos, 3 reyes y sus ejércitos siembran el horror. En el punto B 8 de los 10 cazadores han muerto. En el punto C, 4 de los 10 han muerto y en el punto D todos han muerto. Por lo tanto, 1 de los 4 puntos de defensa alrededor de la ciudad ha caído, y no falta mucho para los demás. Davies y Asuka han sido llamados a ayudar, ambos son de rango Licaón, de los pocos que hay, pero Davies rechaza la petición, hoy va al parque con su familia.

Jenny, de piel negra y cabello negro, una cazadora de rango Licaón, una de las mejores cazadoras, la mejor después de Asuka. Ella porta una pistola de rayos, un arma que ella solo puede usar. Ella está frente a frente con un rey, sonríe pues confía mucho en su victoria. Ella es la última en pie en el punto C. Los otros seis compañeros que tenía acaban de morir bajo las garras del rey, ella es la última en pie pero ya no hay más híbridos, todos han sido erradicados. Su pistola ya no tiene más poder, por lo tanto la deja caer.

— ¿Cómo piensas ganar sin tu arma? —Pregunta el rey.
—Silencio repugnante ser. —Responde burlona.

El rey tiene el cuerpo de un enorme oso de 14 metros, tiene ojos de mosca y boca de caimán. Jenny aprieta el segundo botón en su cuello, ella sabe que esa inyección de poder puede ser peligrosa, pero no queda otra opción. Jenny corre a toda velocidad hacia al rey, este busca cortarla con sus enormes garras, pero ella lo evade sin problemas, su velocidad es superior. Jenny busca encontrar una de las armas de sus compañeros, no puede ganar en fuerza bruta. El rey corre hacia ella, pero fue demasiado tarde, ella ya había conseguido una escopeta, y con ella destruyo sus ojos.

La potencia del arma no es suficiente para matarlo, y ella no puede mejorar el arma al no ser su usuaria. Tira la escopeta tras ver que ya no tiene balas, y ahora se resigna al ver al rey regenerando sus ojos.

—Mierda. Creí que podría ganar pero sin mi arma, no hay oportunidad.
—Muere ¡cazadora!

La mano del rey busca aplastarla, pero ella se mueve rápidamente, esquiva la mano y corre hacia el rey, salta a su cuerpo y comienza a escalar por sus pelos, ella lleva en su boca una granada, tal vez no lo dañe mucho si la hace explotar desde afuera, pero desde dentro puede hacer mucho más daño. Jenny logra entrar en su boca y lanza la granada por la garganta, para luego abrir las mandíbulas desde adentro y escapar antes de que la explosión surja efecto. Jenny voltea y ve al rey malherido, pero apenas, la explosión no fue suficiente para dañar sus órganos y estos se están regenerando.

—Jajaja. Que mierda. Eres muy difícil de matar.
—Te ha llegado la hora. —Sentencia el Rey.

PARQUE YELLOW

Elliot Davis camina de la mano con su esposa e hijo. Ha ignorado la petición, no va a romper otra promesa. Su hijo está feliz de poder pasar tiempo con él. Davis compra tres helados, camina con su familia hasta llegar a una banca. Ya sentados, Davis le pregunta a su hijo sobre cómo le va en la escuela, él le responde que bien y que se seguirá esforzando aun mas.

Los tres se suben a la montaña rusa. Cuando la maquinaria entra en acción, gritan de emoción. La familia Davis pasa un momento feliz, ver la sonrisa de su hijo hace feliz a Elliot, ya casi no recordaba cuando fue la última vez que lo vio sonreír. Su trabajo lo ha distanciado demasiado, casi no sabe nada sobre su hijo. Elliot carga al pequeño Marlon en sus hombros y lo lleva a ver la laguna. Marlon mira emocionado a muchos peces, de distintos colores, todo nadando en el agua más pura que nunca antes haya visto.

El ambiente en el parque de diversión Yellow está lleno de sonrisas, sonrisas que en un abrir y cerrar de ojos, pasaron a ser gritos de desesperación.

PUNTO C

La garra del rey busca cortar a Jenny, pero aquella enorme pata es cortada por una espada negra. Un joven ha descendido de un helicóptero.

—Me llamo Kuric Miroska. —Se presentan.
—Oh! El niño de mami. —Dijo burlona.
—Parece que me conoces.
— ¿Qué rayos haces aquí? ¿Qué puede hacer un rango guepardo?
—Ya no soy rango guepardo, he sido ascendido a rango Licaón.
—No sabía que eso fuera posible.

Del helicóptero, Julix lanza una escopeta hacia las manos de Jenny. Ella está algo decepcionada, esperaba batería para su pistola de rayos. Kuric le hace unas señas con sus dedos índice y corazón de la mano izquierda. El rey se ha regenerado.

Jenny corre por la izquierda y Kuric por la derecha. Nunca han batallado juntos pero intentaran atacar en equipo.

PARQUE

Un extraño ser ha aparecido en medio del parque, y tiene atrapada a dos personas desde sus cuellos. Es un ser humanoide, mide 1.87 y su piel es de un color esmeralda. Las gargantas de las dos personas son destrozadas con facilidad. El parque es una zona protegida, por lo que las fuerzas militares más cercanas se encuentran bajo tierra.

Davis le dice a su esposa e hijo que corran. Al mismo tiempo intenta comunicarse con la base subterránea, pero recibe solo estática. El ser comienza a avanzar hacia él, parece que lo estaba buscando. Davis no lleva armas consigo, por lo tanto, decide arrancar una vara de acero y atacar con ella. Mientras avanza, el ser manda a volar con golpes de sus manos a toda persona que se cruce en su camino. Finalmente esta cerca de Davis.

—Tu…ser….cazador…rango…Licaón.
— ¿Qué mierda eres tú? ¿Un hibrido?
—Si…yo…ser un…hibrido. —Su voz se estabiliza. —Soy de la guardia real.
— ¿Qué? ¿Sirves a un rey?
—No. Yo no servir a reyes, ellos son inferiores.

El ser se mueve a una velocidad impresionante, Davis apenas logra seguirlo con la mirada. Davis blande la vara de acero pero esta es detenida por la mano derecha del hibrido. El acero es aplastado como papel, Davis se ha quedado sin armas. El cazador levanta la guardia, y comienza a atacarlo con derechazo, ya ha avisado a su moto, la cual está en camino, ahora solo debe hacer tiempo.

Lamentablemente para el cazador, sus ataques son ineficaces, a pesar de que conecta sus golpes, no puede dañar al hibrido. El hibrido ataca con una patada zurda que impulsa a Davis contra un muro, rompiéndolo y pasando de largo. El cazador escupe sangre. El hibrido gira la cabeza y observa a la familia Davis. Elliot intenta ponerse de pie e evitar lo que va a suceder, pero, es muy lento. El hibrido atrapa a su hijo desde la cabeza, y la aplasta con facilidad. Luego atrapo a la esposa, a quien partió en dos sin esfuerzo.

Davis esta atónito, las lágrimas caen por sus mejillas. Un sonido de computadora avisa la llegada de la moto y militares. El cazador lanza un potente grito y empuña sus escopetas. Apunta y dispara, pero las balas rebotan en el cuerpo del hibrido. Al ver que sus ataques no funcionan, Davis empuña su espada, y ataca con ella, y logra cortar un poco la piel del hibrido, y este contraataca con un derechazo al rostro que rompe los lentes del cazador, empuja su cuerpo hacia atrás con vehemencia y le deja una fuerte contusión.

—Ustedes los de rango Licaón. Son muy resistentes.

Una lluvia de balas cae sobre el hibrido, quien solo decide huir porque ya comprobó su objetivo, el solo quería probar que tan fuerte era. Ahora que acaba de nacer.
Al huir, el hibrido pasa cerca de un cochecito, Davis abre los ojos y logra divisar algo horrible. El hibrido agarra en manos a un bebe, y mientras pisa el cadáver de su madre, abre la boca grande y se lo come de un bocado.

PUNTO D

Asuka ha llegado y se encuentra con un mar de híbridos. Todos sus soldados han venido con ella, además de que hay muchos más militares. Asuka comanda un grupo de 300.

—Eso de ahí, es un rey ¿Verdad? —Pregunta Asuka señalando a la bestia.
—Si, mi señora. —Responde uno de sus soldados.
— ¡Atención! ¡Ataquen!

Doscientas bazucas son disparadas y destruyen a muchos híbridos. Los 100 soldados restantes, el equipo de Asuka, avanzan a toda velocidad siendo liderados por esta.

Asuka dispara su lanzagarfios al cuello del rey. Este ser es un gorila con cabeza de águila, además de poseer escamas en sus patas. El mecanismo del lanzagarfios la lleva hasta él, y antes de llegar al cuello, Asuka evade con una pirueta el golpe de mano del rey, y luego, usando su katana, le hace un corte alrededor del cuello. Asuka ha llegado, pisa el hombro del rey y corre con su gran agilidad, hacia la parte trasera del cuello, y una vez más, usando su katana, termina de cortar el pedazo que le faltaba, logrando así, finalmente, que su cabeza caiga cuan pesada es.

Antes de que se regenere, Asuka debe hacerlo rápido. De su cinturón saca unas bombas y las lanza dentro del rey, no sin antes crear un agujero con su espada. El ataque fue exitoso, así de fácil, un rey ha muerto. Asuka se arregla el cabello, sonríe arrogante.

Se ha logrado erradicar a todos los híbridos. Al parecer, la “moral” del grupo decayó al ver muerto a su líder, por lo cual, al sentirse amenazados, no pudieron vencer.

— ¡Hemos ganado! —Exclama Asuka levantado su espada. —El punto fue recuperado justo después de que fuera tomado. Por lo tanto, no hubo daños severos, por lo que podrá ser reabierto rápidamente. La ciudad ha soportado un fuerte golpe.

Los que Asuka no sabía, era que un nuevo enemigo había aparecido. Un hibrido humanoide.

PUNTO B

Mía Figueroa ha llegado junto con un escuadrón de 150. Ella no es la única cazadora que ha venido. También hay un hombre de pelo negro y piel morena quien porta un rifle francotirador. Además hay una mujer de piel morena y cabello negro. Ella porta dos espadas, y en su cintura hay una magnum. Son gemelos, son los hermanos. Dyron y Alice Salcedo. Nacieron en la ciudad LAST pero sus padres vinieron de Paraguay.

— ¡Oigan! —Dice Mía. —Quiero matar yo sola a ese rey. Sera muy divertido.
—Ahhh Claro, como digas, loca de mierda. —Dice Alice.

Tres cazadores han llegado a ayudar a Kevin y a Andrew. Ellos son de rango guepardo, al igual que Mía. Dyron y Alice son de rango guepardo también, pero en equipo, pueden igual e incluso más que un cazador de rango Licaón.

—Mi nombres Alice.
—Mi nombre es Dyron.
—Y juntos nos consideramos cazadores de rango “Humano”

Alice desciende a toda velocidad, dando grandes saltos para llegar rápidamente a la planta baja de la instalación. La estrategia de los hermanos es simple. Alice corta a los híbridos lo suficiente para detenerlos y luego pasa al siguiente, entonces, su hermano, dispara con absoluta precisión en las cabezas de aquellos que fueron detenidos. Las balas, una vez que impactan, liberan pequeñas maquinas las cuales crean una fuerte explosión, causando así que los híbridos sean destruidos en pedazos. Siguiendo esa forma de matar, es que ellos pueden deshacerse rápidamente de los enemigos.

Mía esta frente a frente al rey. Este hibrido tiene su cuerpo de oso cubierto con púas de puercoespín. Su cabeza de cerdo babea un líquido negro que se esparce por su pelaje. El líquido apesta y nublaría los sentidos de cualquier persona, pero Mía no es tan fácil de detener. El rey está sorprendido al verla tan tranquila, no solo su baba apesta, su propio olor corporal es repugnante. Aun así, ella está ahí como si nada.

—No me digas que…. ¿Esa es la única razón por la que eres rey? Me hablaron de ti cuando me llamaron, decían que eras muy repugnante, por eso mismo me enviaron.

Mía desenvaina sus espadas, sonríe de manera tétrica y corre hacia el rey. El hibrido en su miedo, su cubre con las púas y piensa quedarse en esa posición.

—Jajaja. Tonta humana. No podrás lastimarme mientras este en esta posición.
—Ya veo. Tienes razón.

Varias explosiones ocurren. Las bazucas han sido disparadas hacia el rey, siete de estas. Aun así, las púas siguen firmes. El rey ríe de manera infantil, es la primera vez que se registra tal actitud en alguien.

— ¡Tontos! —Exclama el Rey. —Madre me doto de gran resistencia.
— ¿Madre? —Se extraña Mía.

El rey parece estar burlándose, realmente actúa como un niño.

— ¿Cómo mierda se supone que debemos derrotarlo? —Piensa Mía. —Tendré que usarlo todo. Puedo perder la vida pero, es mi deber. No. Debe haber alguna forma.

PUNTO C

Kuric corta por completo la enorme pata del rey, causando que el hibrido se fije en el, pero rápidamente Jenny le dispara a la sien, causando que su atención se centre en ella. Entonces, rápidamente, Kuric pega un enorme salto y separa la cabeza del cuerpo del hibrido. Jenny está sorprendida por la velocidad y fuerza de aquel recién ascendido.
Kuric mira a Jenny de manera seria como diciéndole “¿Qué esperas? ¡Mátalo!”
Jenny se dirige hacia la cabeza y la destruye con cinco disparos.

—Tenía razón. —Comienza Kuric. —Debemos destruirle las cabezas.
— ¿No deberíamos haberlo atrapado? —Pregunta Jenny.
—Sebastián ya lo hizo. No es necesario arriesgarnos. El helicóptero no trae armas, por lo cual no podíamos recibir apoyo, debíamos matarlo y ya lo hicimos. Nos vamos.
— ¿Cómo te volviste tan fuerte?

Kuric subió al helicóptero, fue seguido por Jenny y todos regresaron al centro de la ciudad.

PUNTO B

Antes de que pudieran encontrar forma de derrotarlo, el rey ya había huido bajo tierra. Después de media hora de mucho esfuerzo, los híbridos restantes del punto B fueron asesinados y la base quedo limpia. La ciudad ha logrado recuperar todos los puntos.

PUNTO A

Sebastián está sentado frente al enorme contenedor donde un rey fue atrapado. Intenta dialogar con él. Le pregunta como saben que ahora pueden encontrar sus madrigueras. Le pregunto que eran, pero el hibrido no piensa decir nada.

FIN







MOMENTO CON EL LECTOR

Quería que fueran 10 de capítulos con alrededor de 10 páginas pero parece que no se podrá. Tal vez acabe en dos capítulos más.

Es obvio que la serie hubiera acabado en dos capítulos, ya que todo se hubiera solucionado con una bomba pero ¿Dónde está la diversión en eso?

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons