Follow by Email

viernes, 25 de noviembre de 2016

Phanthom


PHANTOM

Una pareja de esposos conversa alegre en la mesa del comedor. Hablan sobre lo bien que les está yendo. No hay problemas de dinero, no hay ningún tipo de contratiempo. La esposa es la que más alegre esta, por fin podrá comprarse eso que tanto soñó desde niña. Un sonido interrumpe su conversación, son los gritos del bebe, está hambriento.

La mujer se acerca a su hijo, lo levanta de la cuna, libera uno de sus senos y el bebe comienza a lactar. Ella sonríe mientras alimenta a su bebe de 4 meses. Su expresión cambia al notar una presión diferente en sus pezones, siente unos ligeros colmillos clavándose alrededor de su pezón izquierdo. La mujer intenta apartar a su bebe gentilmente, pero el dolor crece cada vez mas hasta que la obliga a soltar un grito. Su esposo corre donde ella tras oír el alarido. Observa asustado a su mujer, de rodillas y perdiendo mucha sangre, y lo peor de todo, a su bebe, a su pequeño hijo parado sobre las barras de su cuna, con su boca llena de sangre.

Se acerca a su esposa, le pregunta qué ha pasado a pesar de que ya lo sabe, pero espera poder recibir una respuesta diferente. Su mujer, visiblemente adolorida y asustada, le grita que ese no es su hijo, que lo que está enfrente de ellos, es solo un demonio. Dijo eso pero, no podía evitar sentirse triste, después de todo ese demonio era idéntico a su hijo.

El hombre agarro un cuchillo de la despensa, el bebe lo miraba fijamente mientras la sangre seguía saliendo de su boca. El bebe sonrió con una mueca macabra, sus ojos se llenaron en sangre y toda la habitación comenzó a apestar, a un olor asqueroso pero a la vez dulce. El bebe desplego alas de murciélago y voló hacia su madre, su mano derecha creció en tamaño hasta ser como la de un adulto, y las uñas se transformaron en garras que cortaron su garganta en una milésima de segundo.

Su padre, aterrado, cayó al suelo totalmente rendido. El bebe gateo hacia él, su cuerpo regreso a la normalidad, su padre sonrió y corrió a abrazarlo, pensando que solo había sido una horrible pesadilla. El bebe rio tiernamente, las lagrimas de felicidad caían de los ojos de su padre, pero, lo último que ese hombre vio, fueron unas garras arrancándole los ojos, y lo último que sintió, fueron unos colmillos clavándose en su cuello para succionar toda su sangre.

El bebe se transforma en un ser de sombras, para luego convertirse en un joven.

—Ah! Esto sí que fue divertido. —Dijo el joven.

El joven sale de la casa. Sentado sobre un tacho de basura, está el verdadero bebe. El joven lo coge de los pañales, lo mira fijamente y abriendo la boca bien grande, lo devora rápidamente.

El es Phamton. Un vampiro, un vampiro que también disfruta de la carne humana.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons