Follow by Email

martes, 17 de enero de 2017

God of the Elements 27



http://www.tumangaonline.com/biblioteca/novelas/19802/God-of-the-Elements

CAPITULO 27

ARCO: EJERCITO REVOLUCIONARIO

PARTE 8

BATALLA FINAL

Los pocos que están en la base temporal, han venido para rescatar a un grupo de esclavos. Pocas veces el capitán sale de la sede principal, solo en ocasiones como esta él hace acto de presencia. Al ser capitán debe jurar frente a los rescatados que serán protegidos. Los esclavos rescatados están en una cámara donde se recuperan lentamente, han pasado 2 días por lo que ya deberían estar al cien por cien. A diferencia de los elementalistas, ellos no pueden ser curados por Tea, pues sus cuerpos no podrán soportarlo. Es poco visto que los pobres lleguen a nacer con la habilidad para controlar su elemento, solo muy pocos lo logran y ellos son justamente los revolucionarios.

Con las manos sobre su escritorio, el capitán X está pensando en la situación.

—No entiendo como ha pasado esto. Nadie mas que los capitanes conocen que abandone la base para venir a este lugar. Entonces ¿Cómo? Ellos no me traicionarían, los conozco bien.

Cuando el capitán X habla con los demás capitanes, ellos siempre responden en un cuarto cerrado donde solo ellos pueden entrar. El sonido no puede salir del cuarto, está aislado. Por lo tanto, no hay posibilidades de ser escuchados.

—Aun si hay un traidor dentro, no sería capaz de escuchar nuestra llamada. El único problema puede ser Felicia. Ella deja que Jamie entre con ella, pero, dudo que Jamie sea una traidora, después de todo Felicia confía mucho en ella. Esa la única cosa que se me ocurre. Debemos supervisar a Jamie Collins.

MONTAÑA AZUL

4 MESES ANTES

Dante tiene las manos extendidas a sus lados, unos pequeños tornados se forman, pero parece que hay algo más que crear esos tornados con su elemento aire. Según el rostro del Magno, está buscando algo más. Kabushi se le acerca.

—Dante ¿Qué haces?
—Estoy practicando una nueva técnica. —Dijo algo cansado.
—Llevas mucho tiempo en esto ¿Sera un buen ataque?
—Por supuesto. —Respondió con una gran sonrisa.

DESIERTO

—Has envejecido mucho, Yakuza. Recuerdo que eras más intimidante.
—El tiempo golpea fuerte a los de mi clase. —Dijo algo melancólico.

Los fragmentos de la destruida montaña cubren gran parte de la arena. Yakuza y Dante se miran fijamente. Dante está más calmado, se emociono mucho al verlo por lo cual no se controlo a la hora de atacar. Desperdicio energía, pero eso ahora ya no importa.

— ¿Cómo prefieres que vaya, Dante? ¿Cuerpo a cuerpo? O ¿Prefieres que use el arma con la que asesine a tus padres? —Dijo desenfundando la navaja.
—Se que intentas hacerme enojar o algo pero, no va a funcionar. —Dijo indiferente.
—Muy bien. —Dijo Yakuza al guardar la navaja. — ¿Crees poder vencerme?
—Claro. Destruiré todos los obstáculos, y ayudare el capitán a derrocar al imperio. Tú eres la primera piedra en el camino, y yo te aplastare. —Dijo sonriendo.
—Te convertiré en mi subordinado. —Dijo serio y agresivo.

—Yo, ya elegí mi bando. Jamás seré subordinado de nade, no pienso recibir órdenes de nadie. Ayudare el capitán solo por el hecho de que su ambición me traerá mucha diversión. No hare nada que yo no desee solo porque él me lo ordena, hare lo que yo quiera. No seré domado, yo arrase todo lo que se me oponga, empezando por ti. No quiero un mundo en paz, ni tener el control del mundo. Arrasare al imperio por mera diversión, consumiré a vuestros guerreros e edificaciones en mis llamas por pura diversión. ¡Soy Dante Magno! ¡Un guerrero! ¡El nuevo Dios Elemental!

Dicho esto, Dante salió a toda velocidad usando la liberación, y comenzó a atacar a Yakuza, quien al igual que él, solo usaba la liberación.

Rodillazo bomba al rostro del militar, pero este logra esquivar y contraataca con un derechazo, pero el Magno lo logra evadir y contraataca con una bola de fuego, pero una bola de viento la contrarresta. Dante ataca con patadas rápidas, pero Yakuza logra bloquear todas con facilidad. Intercambian golpes a toda velocidad. Yakuza expulsa una onda de viento que empuja a Dante hacia tras, para luego golpearlo con un rodillazo zurdo al estomago, para luego atraparlo en un clinch y conectar otro rodillazo al rostro.

La nariz del Magno sangra, Dante siente mucho dolor en su estomago, y aun así, sonríe. Otro rodillazo se dirige al rostro de Dante, pero el Magno logra bloquear con sus manos, aun así, el agarre es demasiado fuerte, por lo que decide expulsar mucha energía para liberarse. Dante sonríe mientras escupe sangre, mueve su cuello y lo hace tronar.

Yakuza ataca y Dante contraataca a la misma velocidad. Derechazo contra derechazo, codo contra codo, rodilla contra rodilla. La secuencia de golpes es rota por Dante quien evade con un movimiento borracho, para luego conectar un potente Uppercut. Yakuza retrocede por el golpe y recibe un rodillazo en el estomago, haciéndolo escupir mucha sangre. Dante sigue atacando con un codazo directo a la nariz, el golpe impacta, pero al mismo tiempo el contragolpe de Yakuza (una patada) conecta. Se separan.

—Estoy es muy divertido, Yakuza.
—Mentiría si digo que no estoy pasándola bien.

Dante levanta la guardia, bolas de fuego se crean a su alrededor. Yakuza levanta la guardia, bolas de viento se forman a su alrededor. Las bolas se atacan mutuamente mientras los usuarios pelean entre ellos. Ambos se mueven a velocidad Mach 5.
Yakuza conecta una patada derecha a la sien de Dante, para luego atacar con un rodillazo al rostro, la cabeza de Dante tambalea.

Yakuza atrapa Dante de la trenza y lo golpea con tres rodillazo consecutivos, pero Dante logra zafarse creando una explosión de llamas.

—Wuao! ¡Cuidado con mí cabello! —Exclama Dante apuntando a Yakuza.
—No te tomas nada enserio ¿verdad?
—No puedo tomarme las cosas enserio si soy tan genial. —Dijo abriendo los brazos.

Yakuza se quita el traje militar, deja a la vista sus músculos, su cuerpo se cubre de viento. Dante sonríe, ya es hora. El Magno chasquea los dedos de ambas manos y su cuerpo se cubre de llamas. Ambos se mueven a velocidad Mach 11. Yakuza ataca con rápidos puñetazos, Dante no puede evadirlos y recibe mucho daño, no puede defenderse, Yakuza tiene el control. NO. Dante detiene el zurdazo con su mano derecha, agarra el puño, gira y su codo izquierdo golpea la sien del militar (Sok Klab) Dante se mueve a la espalda de Yakuza y conecta un rodillazo a la Fascia Toracolumbar, para luego atrapar al militar desde el cuello y crear una explosión de llamas.

Yakuza escupe sangre, su cuerpo está muy lastimado. Dante esta de rodillas, el ataque le costó mucha energía. Aun así el Magno sigue atacando con una patada a las costillas, pero el militar se protege con una barrera de viento. La mano derecha de Yakuza atrapa el cuello de Dante, y el militar lo lleva a toda velocidad para golpearlo contra un muro de viento, el Magno escupe sangre y varios de sus huesos se rompen, pero Mako Yakuza sigue golpeándolo una y otra vez contra el muro de viento.

Las dos manos de Dante agarran la mano de Yakuza y crea una explosión, así logra que se separen. Yakuza ataca con un derechazo y Dante detiene el golpe con su mano izquierda, el militar ataca con un zurdazo, y Dante detiene el golpe con su mano derecha. Dante contraataca con una patada frontal al pecho, Yakuza retrocede, y cuando quería contraatacar, ocurren dos explosiones provenientes de sus puños. Aprovechando su sorpresa, Dante conecta un potente rodillazo volador al rostro. Aun así, el militar se mantiene de pie y contraataca con un derechazo, pero Dante, usando el estilo borracho, se movió hacia su izquierda, evadiendo el golpe y dándole oportunidad de contraatacar con un zurdazo al cuello, y seguir con otro zurdazo al oído. Yakuza queda mareado y recibe un rodillazo derecho al rostro, causando que salga impulsado hacia las rocas.

Dante camina hacia el capitán Yakuza, las llamas en su cuerpo se apagan y su mano derecha se convierte en una cuchilla de truenos. Dante observo bien el cuerpo del capitán cuando lo vio volar hacia los restos de la montaña, su cuerpo había perdido el estado total. Por lo tanto, ha dejado también su estado y se dispone a asesinarlo.

—Parece que ya es hora de terminar. —Dijo algo decepcionado.

¡No te confíes mocoso! Se oyó cuando Mako Yakuza salía de los escombros con su puño derecho envolviendo en viento. Técnica: Puño Tornado.

El puño conecta en las costillas laterales izquierdas de Dante, un fuerte crujido suena, el Magno escupe sangre y su cuerpo es impulsado lejos, para luego caer como un muerto.
Yakuza respira agitado, está muy herido y cansado.

—Oh! Eso no sonó bien. —Dice Dante levantado con una gran sonrisa.

Yakuza se mueve a toda velocidad y conecta un rodillazo al rostro de Dante. Un derechazo y un zurdazo conectan contra el rostro del Magno, el ríe. Yakuza lo golpea cada vez mas enojado al ver la reacción de su rival, Dante sigue sonriendo. Mako Yakuza conecta un rodillazo izquierdo contra el estomago de Dante, y luego lo impulsa hacia atrás con un puñetazo al pecho. Dante se alejo mucho, pero está de pie, riendo.

— ¡Maldición! Eres un sujeto muy molesto. —Dice Yakuza.
—Sera mejor que me mates, porque, no te serviré jamás. —Responde sonriendo.
—Sí. Tienes razón. Eso será mucho mejor.

Un enorme tornado aparece en medio de ambos combatientes. Yakuza está usando una cantidad descomunal de energía, está decidido no solo a matar a Dante, ese tornado seguirá de largo y destruirá la base enemiga, acabara con todo.

Cañares, quien observa desde la base con sus binoculares, habla al resto.

—Parece que el chico va a morir. —Dijo muy relajado.

Todos se miraron entre ellos, apenados por perder a otro amigo. Anna levanto la mano y se ofreció voluntaria para asesinar a Yakuza. Irina, quien ya estaba recuperada de sus heridas, pero que aún seguía agotada, estuvo a punto de darle el permiso, pero.

— ¡Esperen! Ese niño… ¡Es asombroso!


Dante está sorprendido ante tal ataque capaz de destruir muchas ciudades, un enorme tornado de casi 300 metros esta frente a él, pero no se le ve asustado, de hecho, sonríe.

—Esto es… ¡Perfecto! —Exclama maravillado.

Las manos de Dante se cubren en llamas, se prepara para aguantar el tornado. Yakuza ejerce poder sobre su creación y la dirige contra el Magno. Dante detiene el tornado con sus manos, el enorme esfuerzo que está haciendo se ve claro en su rostro, su nariz sangra y se arruga, sus dientes se observan con claridad, sus ojos se entrecierran y un potente grito resuena. Poco a poco, el rostro de Dante regresaba a la normalidad, cada vez hacia menos esfuerzo. “¿Sera un buen ataque— Por supuesto”
Yakuza esta atónito, no puede creer lo que ve. La energía de Dante ha dominado su propio poder y lo ha convertido en suyo. Técnica: Flama Tornado.

—Talento ¿eh?

Fueron las últimas palabras que emitió Mako Yakuza, antes de morir en la enorme explosión.

Dante está muy lejos, recostado sobre una roca. Está demasiado agotado, ya no puede moverse, sus piernas le fallan, sus brazos le pesan. Ha usado toda su energía para poder controlar ese tornado. Su respiración es agitada, vapor emerge de su herido cuerpo. Los revolucionarios están prontos a ayudarlo, pero.

—Te encontré, Magno. —Dijo Mario subotic. El mayordomo de Yakuza.
—Tiempo sin vernos, Dante. —Dijo Kenshin Odowa desenvainando su espada.
—Ja. Hola. —Saluda Dante. —No sean tan duros conmigo.

FIN

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Design by Wordpress Theme | Bloggerized by Free Blogger Templates | Best Buy Printable Coupons